domingo, 26 de diciembre de 2010

Ruta de los Polvorones 2010


                                                                Las fotos de RaFaRu

domingo, 19 de diciembre de 2010

Por los Parques del Sur con los Pitufos

Por los Parques del Sur from Nacho Gorcam on Vimeo.

sábado, 11 de diciembre de 2010

Por el canal bajo hasta San Agustin de Guadalix


Las fotos de Manolo
Las de Jesus


Tres Cantos-San Agustin from Nacho Gorcam on Vimeo.

sábado, 4 de diciembre de 2010

Ruton sobre nieve de Patones a Alpedrete de la Sierra


Bajando con nieve from marek1204 on Vimeo.





Fotos de Nacho
Mis fotos

sábado, 27 de noviembre de 2010

Caminos de la Sierra



Ya en el lugar de quedada en Vicálvaro, a las 8 de la mañana hacía fresco.

Cuando llegamos a Alpedrete, al aparcamiento frente al Centro Cultural, al salir del coche apreciamos aún más esta sensación térmica, que no frio, a pesar que un termómetro exterior marcaba -5º y los de los coches -2º.

Sin amilanarnos, comenzamos a ponernos alguna capa más y a montar las bicis con todos sus aditamentos, algunos de los cuales, especialmente los electrónicos, yo creo que debido al frio no funcionaban todo lo bien que debían, entre ellos el GPS, que se negaba a cargar correctamente la ruta. No obstante, como la habíamos hecho no hacía mucho tanto Jesús como yo, Jesús en una variante más completa que la mía, dimos con el inicio del itinerario rápidamente, llegando muy pronto a la salida del pueblo donde tomamos nuestra primera pista, que nos llevaría hasta Collado Mediano sin apenas subir cuestas.

Al llegar a Collado Mediano, solo de pensar en la que nos esperaba en el depósito, parece que íbamos un poco pesarosos, aunque nos dirigimos hacia este. La cuesta, por más veces que se le ataca, sigue siendo “La Cuesta”. Jesús y Pablo la subieron sin despeinarse, Roberto se le movió un poco el flequillo y yo, como siempre, sudé y sufrí todo lo que quise y un poco más, aunque como todos sabemos, gracias a Dios, es una cuesta cortita y en seguida se deja la parte hormigonada, que es la más empinada, para llegar a la de tierra donde se empieza a hacer un poco más llevadera.

Tras completar la subida se tomó la primera decisión del día, optando por el sendero de la derecha, que nos llevaría a la urbanización que hay bajo la presa de Navacerrada, accediendo a esta última callejeando por la urbanización para evitar subir por la carretera. Cruzamos la presa y nos metimos en el sendero que bordea el embalse, para al final de este meternos, por una puerta que han colocado anti ganado, a la parte de agua embalsada, teniendo que vadear un riachuelo y cruzando otro por un puente muy chulo de madera, llegando a un sendero hecho por el Ayuntamiento de Navacerrada que nos llevó frente a las últimas urbanizaciones de este bonito pueblo.

Por este punto cruzamos la M607, para iniciar, por muy corto espacio, la subida a la Barranca, pero tomando el senderíto disfrutón que nos dirigiría hacia Mataelpino.

En el bordeo de Mataelpino y camino hacia El Boalo tuvimos que echar varias veces pié a tierra dadas las trialeras que teníamos que atacar, y nuestra muy abundante confianza en nosotros mismos para irnos al suelo a coger setas, de manera que conseguimos llegar hasta El Boalo íntegros, sin una simple raspadura.

El cruce de El Boalo, nos costó un poco más de lo debido pues ninguno de los dos guías recordábamos muy bien por que calles había que ir, y el GPS tampoco nos ayudaba mucho, aunque finalmente dimos con la calle de salida, que continuó en una pista de vertiginosa bajada en forma de Z de la que Jesús recordó avisarnos de las pronunciadas curvas para evitar un accidente.
Tras la divertida y rápida bajada vislumbramos a lo lejos la ermita de San Isidro, y sin llegar a ella elegimos una pradera junto al rio, donde se encuentra el puente por el que después lo cruzaríamos como el lugar en el que hicimos la parada técnica para el avituallamiento, haciéndonos una foto sobre el puente de piedra.

Después del desayuno continuamos nuestra marcha por el ya conocido camino en el que coinciden esta ruta con la realizada varias veces de “Los Pueblos de la Sierra”, llevándonos, tras el cruce de nuevo de la M607 a Becerril, y atravesando este pueblo por su calle principal para meternos de nuevo por pistas que nos dirigieron a Moralzarzal.

Desde Moralzarzal hasta Alpedrete fuimos por una pista que se fue complicando por momentos hasta llegar a un punto que nos vimos obligados a descabalgar, no por cobardía sino por respeto y cariño a nuestros dientes, a los que después de tantos años hemos aprendido a vivir sin ellos. Esta pista que inicialmente era de bajada, se convirtió en subida para llevarnos al punto limpio de Alpedrete, desde donde tomamos un tramo de carretera que desemboca en la M601, la cual cruzamos para entrar de nuevo en los últimos senderos del día para entrar en Alpedrete, donde después de callejear, un poco, meternos alguna vez por dirección prohibida, y preguntar a algún lugareño, dimos con el aparcamiento donde habíamos dejado los coches.

Ya de vuelta en Vicálvaro nos dio tiempo, a casi todos, a refrescarnos con alguna bebida isotónica y espirituosa, aunque no fue lo que se puede llamar una opcional para no olvidar, pues las ha habido mejores, y mucho mejores.


Las fotos de Jesus

lunes, 22 de noviembre de 2010

El cañon del Guadalix en jornada doble

Debido a la imposibilidad de conjuntar nuestros horarios este fin de semana se decidió hacer dos salidas una el sabado y la otra el domingo. Aqui teneis la cronica de la que se hizo el sabado escrita por Nacho.




20 DE NOVIEMBRE DE 2010. RUTA POR EL CAÑON DEL GUADALIX CON INVESTIGACION AL ACUEDUCTO DE ZEGRI Y VADEO DEL RIO.LA CRONICA.
Éramos cinco los convocados para atacar el Cañón del Guadalix el sábado por la mañana, sin embargo, durante la tarde del viernes dos causaron baja, y el mismo sábado por la mañana, Pablo, viendo la que caía a las siete de la mañana, decidió aplazar la ruta para mejor ocasión. Javier y yo, que habíamos estado estudiando la previsión meteorológica para la zona decidimos arriesgarnos a ir hasta allí. Así pues, tras una llamada telefónica de confirmación fuimos juntos hasta San Agustín del Guadalix, aparcando en el Polígono Industrial, no sin antes habernos tomado un cafelito para entrar en calor.

Rápidamente preparamos las monturas, incluyendo inflado manual de la rueda delantera de la mía, que había aparecido en el suelo, y comenzamos a pedalear tomando la calle del Polígono hacia arriba, para afrontar la que iba a ser la subida más larga del día, 2,5 Km. La verdad es que, dos kilómetros de cuesta arriba, hechos por carretera no se hicieron muy pesados.

Tras coronar esta primera cuesta comenzamos la bajada hacia el comienzo del Cañón. Las paradas para toma de fotografías y vídeos eran continuas, a mitad de la bajada descubrimos una caseta de válvulas del Canal, detrás de la cual tuvimos una primera vista superior del Cañón.

De esta manera, con mucha tranquilidad y más fotos, conseguimos llegar a la boca del Cañón. Ya aquí vimos los primeros charcos, que no nos abandonarían hasta el comienzo de la cuesta “cortopetante”. En mitad del divertido trayecto, y como consecuencia del ánimo investigador de Javier, descubrimos una cueva, en la que incluso nos metimos.

Al final del Cañón, y antes de enfrentarnos con la temida cuesta, nos acercamos hasta un salto de agua que hay un poco más adelante, conocido por mí de otra excursión que había hecho con el maestro Marek.

La primera parte de la cuesta “cortopetante”, con sus pedrolos sueltos y en inclinación positiva bastante pronunciada, pudo con nosotros, y no fuimos capaces de completarla, aunque pudimos casi con la mitad. Después de este primer tramo de pedrolos nos volvimos a montar en nuestras cabalgaduras, tirando cuesta para arriba algo más de un kilometro, para llegar prácticamente a Pedrezuela, entrando triunfalmente en el pueblo, haciéndonos una afotos en la plazuela de la iglesia, tras lo que salimos del pueblo en busca del embalse del mismo nombre, que encontramos tras una vertiginosa bajada por carretera.

La llegada al embalse nos sirvió para rememorar épocas pasadas en las que nos dedicábamos al noble y no tan cansado deporte de la pesca. Fue en este momento cuando Javier recibió una llamada de su mujer, que le decía que se llevaba a la niña al hospital por el principio de sarampión que él ya había observado la tarde anterior. Esta llamada le intranquilizó, e hizo que apretara el ritmo que llevábamos hasta entonces.

En seguida llegamos a la presa, donde además de hacer más fotos y vídeos, aprovechamos para reponer fuerzas, continuando rápidamente con nuestro camino, no sin antes tener que saltar una valla con muy poco estilo por mi parte.
A partir de ahora nos esperaba el momento investigador del día. Se trataba de ir a ver el acueducto de Zegri, bajar hasta el cauce del rio, vadearlo y volver a tomar el Cañón en sentido contrario al que habíamos llevado por la mañana. No nos costó mucho encontrar el sendero por el que nos teníamos que desviar. Comenzamos a bajar, sin percatarnos que teníamos que tomar un desvío hacia la izquierda para poder llegar hasta el acueducto, motivo este por el cual no pudimos verlo de cerca. La cosa es que la bajada fue complicándose por momentos, hasta que nos vimos metidos en un barranco impracticable por el que tuvimos que tirarnos más que bajarnos, llegando finalmente hasta el cauce del rio.

El vadeo tampoco resultó todo lo fácil que nos hubiera gustado para hacerlo montados, aunque conseguimos salvarlo con todo nuestro cuerpo e indumentaria secos, casi no nos lo creíamos.

Salimos justo al final, ahora principio, del Cañón, tomándolo en el sentido contrario, para volver hacia el punto de partida, esta vez por la parte inferior del Polígono. Justo cuando estábamos llegando al puente para cruzar el río nos cruzamos con varias personas, entre las que Javier reconoció, a pesar de las enormes gafas que llevaba, que le cubrían prácticamente toda la cara, a la hermana de Penélope Cruz. Tras una última paradita sobre el puente para comentar la jugada y hacer la penúltima toma del vídeo, nos dirigimos hasta el coche, donde Javier, tras llamar de nuevo a su mujer se quedó más tranquilo, pues ya estaban fuera del hospital y camino de casa, hecho este que nos permitió tomarnos una cerve antes de volvernos a casa.

Al final, a las dos en casa, con un montón de barro en las bicis e indumentaria, y habiendo pasado una mañana que no nos esperábamos según lo que caía cuando nos habíamos levantado.

Las fotos de Nacho
En el blog de Javi Martin  hay mas fotos y videos.


                   EL CAÑON DEL GUADALIX  Y LA CASCADA DEL HERVIDERO




Cañon de Guadalix from Diabolik on Vimeo.

 Las fotos de Jesus
 Las de Juancardido

sábado, 13 de noviembre de 2010

El rio Moros en la niebla

Las fotos de Nacho
Las de Jesus

domingo, 7 de noviembre de 2010

Cercedilla-Torrelodones (Cumpleaños de Zarzo)


Zarzo nos había invitado a una ruta celebración de su cumpleaños y acudimos sin dudar a la cita en la estación de Torrelodones, a la convocatoria acudimos 22 bikers que a la hora convenida nos subimos al tren para desplazarnos al pueblo de Cercedilla donde empezaríamos a pedalear, según nos acercábamos la visión del cielo no invitaba al optimismo, solo se veía un negro nubarrón cubriendo todas las montañas, por suerte como expertos meteorologos no tenemos ningún porvenir y la ruta se desarrollo con buen tiempo. A las nueve y media nos pusimos en marcha y después de callejear un poco por las calles del pueblo conseguimos salir de las edificaciones y enfilar a nuestro primer destino, el pueblo de los Molinos, al ser un grupo numeroso íbamos muy estirados, lo que hizo que hubiera algún que otro despiste, atravesamos los Molinos y salimos por un camino que después de un rato de rodar nos introduciría en un bosquete de robles que desembocaría cerca de la carretera que va de Collado Mediano a Guadarrama, después de cruzarla y por una pista ancha nos dirigimos a Collado Mediano, a la altura de la ruinas romanas Zarzo pincho y nos paramos a cambiar la rueda,
este fue el único momento en el que el cielo nos regalo con unas cuentas gotas de lluvia, por suerte no llegaron a mojarnos. Una vez solucionado el pinchazo nos reunimos con la mayoría del grupo que nos esperaba para dirigirnos a Alpedrete, cruzamos la linea férrea por un puente y allí mismo iniciamos la subida de una cuestecilla que nos dejo a las puertas de las trialeras de Alpedrete, aquí como es normal unos bajaron mas deprisa que otros y en un momento determinado Zarzo se bajo de mala manera de la bicicleta en una zona de piedras, por suerte todo se redujo a un roto en la mochila y un fuerte golpe que le molestaba al respirar, antes de entrar en el casco urbano nos reagrupamos y aprovechamos para comer un poco. Callejeamos un poco por Alpedrete y atravesamos el polígono industrial, luego cruzamos la carretera de Navacerrada para coger un tramo de senderos que nos dejo en las afueras de Collado Villalba, cruzamos el pueblo y empezamos una subida bastante empinada que nos dejo a la entrada de la parte mas juguetona del dia, hasta llegar a la urbanización de la Berzosa hubo de todo, senderos estrechos, piedras, subiditas, algún paso de riachuelos y un par de sustos, las caídas de Charco y Nacho. Desde la Berzosa nos dirigimos en constante subida al mirador donde nos hicimos las correspondientes fotos, el camino nos conducía a una bajada pedrolera que cada uno sorteo como pudo, después de otra sesión de senderos y piedras llegamos a la carretera de Hoyo de Manzanares, la cual cogimos hasta desembocar en Torrelodones, atravesamos el pueblo y nos dirigimos a la estación de tren, a la vera de la cual degustamos un tentempié cortesía de Zarzo.
Nos vemos en otra.




Las fotos de Jesus
Las fotos de RaFaRu
Las fotos de Alvaro


Ruta cumpleaños de Zarzo (Cercedilla-Torrelodones) from NRain MTB on Vimeo.

domingo, 24 de octubre de 2010

Al puente medieval por la Marmota


A la hora convenida nos reunimos en el aparcamiento de la estación de Tres Cantos para realizar una ruta clásica del mountain bike madrileño, íbamos  a ir hasta el puente medieval pasando por otro puente famoso, el de la Marmota y su trialera pedrolera. Pachi, Jesús, Nacho, Roberto y yo en representación de los “sinpedrolosmejor” y la presencia siempre bien recibida de Álvaro (Nrain), que aparte de hacernos compañía nos iba a indicar el trayecto ya que él lo ha realizado varias veces. Después de un pequeño tramo de asfalto que nos sacó del casco urbano atravesamos el carril bici y nos adentramos en la pista que lleva al arroyo Tejada y tras una desviación de su trazado natural meternos en una zona de monte bajo que nos iba a llevar a nuestra primera dificultad el mirador de Valdelaganar, donde aparte de hacer las correspondientes fotos pudimos observar la zona hacia la que nos dirigíamos, después de una bajada con alguna que otra trampa de arena llegamos a otra dificultad en forma de subida “cortopetante” como diría Álvaro, solo el se atrevió a hacerla, los demás la bordeamos por un caminillo que nos llevo poco después a encontrarnos con nuestro esforzado compañero, aquí abandonamos la pista mas o menos ancha que seguíamos para meternos en un sendero que discurre paralelo a la valla del Pardo, a la derecha veíamos las ruinas de la central eléctrica de la Marmota , después de sortear algún que otro paso más estrecho de lo normal llegamos a la trialera en bajada que nos llevó al puente de la Marmota en su cruce con el río Manzanares, Álvaro volvió a lucir sus dotes de descender y bajo el primero esperándonos en el puente, los demás bajamos con menos lucimiento pero seguramente con mas seguridad. Nuevas fotos y comentarios nos entretuvieron unos minutos, y como todo lo que se baja hay que subirlo después nos dispusimos a salir de este barranquillo por una cuesta que conduce a un tramo continuado de senderos con vistas al rió, cuando podíamos mirar porque había que sortear continuamente pequeños árboles y arbustos que entorpecían el camino, éste nos deja en una pista más ancha que en ligero ascenso nos deposita en el cruce de la carretera de Hoyo de Manzanares, después de cruzarla la ruta nos dejaba en una pista ancha que nos tras un ligero descenso y después de cruzar algún arroyo y pasar alguna finca con toros bravos al puente medieval, a lo lejos se veía a los miembros del club Mammoth que estaban de ruta por la zona, llegamos al puente y allí dimos cuenta de los alimentos que llevábamos y después de un rato de charla y dejar pasar al grupo Mammoth iniciamos la subida que nos dejó en la entrada de la zona de las trialeras de Colmenar que coincide con el camino de Santiago, la zona la pasamos dignamente procurando poner pie a tierra lo menos posible y casi sin darnos cuenta y después de pasar un arroyo que llevaba bastante agua llegamos a las vías del tren, desde aquí el camino mejoraba y entramos en Colmenar al poco tiempo. Hubo que callejear para llegar a la  ermita y la carretera del cementerio que es la salida natural del pueblo en dirección a Tres Cantos, como aquí la carretera tiene un desnivel pronunciado cada uno bajo a su ritmo, algunos aprovechamos para comentar la zona y otras salidas anteriores. Al llegar al arroyo Tejada nos reagrupamos y reiniciamos la marcha que después de numerosos vadeos del riachuelo nos llevaría a la ultima dificultad del día la cuestecilla que nos llevaría de nuevo a la M-607, como las fuerzas andaban un poco justas la subida la hicimos al tran tran y nos volvimos a reagrupar arriba del todo para hacer juntos la entrada en el aparcamiento, después de guardar las bicis nos acercamos a un bareto cercano, momento en que nos cruzamos con algunos colegas de los “Rodanderos” que habían estado en el soto de Viñuelas, tras un par de cervezas nos despedimos hasta el próximo día en el que esperamos pasarlo igual de bien que hoy.
Las fotos del dia

sábado, 16 de octubre de 2010

Tres Provincias



Desde que el año pasado no pudimos llegar al Tres Provincias algunos de nosotros lo teníamos como un reto, por fin había llegado el momento de medir nuestras fuerzas con esta montaña cuyo nombre en los mapas es Cebollera Vieja, los casi 23 Kms. continuados de subida iban a dar nuestra verdadera dimensión. Para esta aventura nos reunimos trece amigos en el pueblo de Horcajuelo de la Sierra:  Javi Martín, uno de los que más ganas tenia de conseguirlo ya que el año pasado no pudo ni intentarlo, Alvaro, que ya habia subido en una nocturna, Maria, tambien la ha subido de noche, una lección de pundonor para todos nosotros, Victor, en una semana habia subido de dia y de noche, Nelson, que venia casi sin dormir y no pudo dar todo de si, Fernando, otro que ya lo habia conseguido pero no pudo evitar la tentación, Rafa, hace un año ya habia derrotado al Tres Provincias  pero le va la marcha, Efrén, cuanto ha mejorado subiendo, el año pasado que mal lo pasamos, y ahora los SinPedrolos, Pachi, a su ritmo llega a cualquier sitio, Nacho, en pocas como esta se ha visto pero ha cumplido con nota, Roberto, otro que tenia la espinita clavada desde el año pasado, Jesús, una demostración de superación después del susto que le dio el corazón y por último yo Javier,que por fin he podido llegar al Tres Provincias, el año pasado sufrí subiendo como un perro pero todo llega. Recordar también a todos los que por unas causas u otras no nos han podido acompañar y que seguramente son los que nos hagan volver.
A las nueve menos cuarto mas o menos empezamos a pedalear, para salir de Horcajuelo se empieza en bajada y entre la velocidad que se cogía y el fresquete que hacia echábamos en falta mas ropa de abrigo, por suerte antes de darnos cuenta ya estábamos dando pedales cuesta arriba, la subida no nos iba a dejar en muchos kilómetros así que cada uno empezó a acoplarse a un ritmo llevadero, había algunos que o por problemas mecánicos o por que no era el día no iban todo lo sueltos que les gustaría, pero para eso estábamos los compañeros, para procurar que se sintieran acompañados en todo momento, así creo que todos rodamos en algún momento con cada uno de los compañeros de aventura, incluso los que van sobrados, no doy nombres ellos y nosotros sabemos quienes son, que no tienen ningún reparo en pararse a esperar a veces mas de 20 minutos. Después de algún que otro reagrupamiento llegamos a la altura del Puerto del  Cardoso, esta vez no salimos a la carretera sino que seguimos unas rodadas que nos llevaron después de rodear una casa a enlazar con el camino clásico, a partir de aquí el camino alternaba rampas duras con tramos de falso llano con vistas a la sierra de Ayllón y el pico del Lobo, en estos momentos el que mas y el que menos aprovecho para comentar la dureza de la ruta y los espectaculares paisajes que se abrían a nuestros ojos, ya teníamos a tiro el collado, por el camino nos fueron adelantando otros ciclistas  aunque luego los volvíamos a pasar, de hecho al llegar a los Mosquitos yo me permití el lujo de esprintar para adelantar a uno de ellos, aquí hicimos la primera parada larga del día en espera de volver a juntar a todo el grupo, hubo un detalle especial cuando llego Javi Martín y le hicimos el “momento Tour” animándole y corriendo a su par, después de comer un poco, recuperar el aliento, hacer fotos y departir con colegas de otros grupos, iniciamos el plato fuerte del día el asalto definitivo que nos llevaría  al triunfo o a la derrota, desde la cota 1900 teníamos que llegar a los 2150 del Tres Provincias, cada uno tenia en mente que lo principal era llegar así que quitando Álvaro, Víctor y Efrén que pusieron el turbo los demás nos lo tomamos con tranquilidad, el terreno a partir de aquí tenia mucha piedra suelta lo que unido a los repechines nos hacia sufrir mas de la cuenta, llegamos a un collado en el que las vistas eran espectaculares, un mar de nubes en la vertiente segoviana de los montes Carpetanos servia para infundirnos ánimos  y  para pensar que solo por eso merecía la pena pasar algún rato malo, aquí hicimos otra ración de fotos y poco a poco fuimos reiniciando el camino, nuestra meta ya estaba a la vista y ya empezábamos a cruzarnos con senderistas, después de otro ratillo y una cuesta pedrolera en la que Javi Martín cogió la bici a hombros nos reagrupamos para llegar a nuestra meta todos juntos, ya teníamos a la vista el monolito indicativo del pico, dejamos las bicis y nos dedicamos a inmortalizar este momento, alguno se subió con bici y todo al vértice geodésico. Aquí tuvimos un fallo al no fiarnos de Javi Martín y su momento barrita “de lomo”, nadie compro pan así que tuvimos que dejarlo para mejor ocasión. A partir de aquí iniciamos un descenso en algunas partes demasiado pedrolero pero que creo que todos disfrutamos como niños hasta que enlazamos con otra pista forestal en mejor estado pero que picaba para arriba sin piedad, Fernando tuvo el primer pinchazo del día que se reparo con celeridad, seguimos nuestro camino por una pista en buen estado y bordeada de pinos por un lado y con unas vistas por el otro lado que se salían de lo normal, en este momento Álvaro, Víctor y Efrén nos habían dicho hacia rato adiós y se lanzaban hacia la meta a toda velocidad, los demás íbamos un poco mas tranquilos, Fernando volvió a pinchar y se quedo junto con Javi Martín y Rafa reparando los demás iniciamos el descenso vertiginoso que nos llevaría en poco tiempo a Horcajuelo y nuestros coches, la mayoría tuvo que irse rápidamente pero allí nos quedamos unos cuantos a dar buena cuenta de un bocata de lomo y a comentar el espléndido día de mountain bike y compañerismo que habíamos disfrutado.

Aqui estan las fotos de Jesus,
las de Nacho,
las de RaFaRu,
las de Alvaro (Nrain)
La Cronica de Javi Martin

domingo, 10 de octubre de 2010

Canal Bajo, Canal Alto



Las fotos de Jesus y las de Nacho

sábado, 2 de octubre de 2010

Ponton de la Oliva - Arroyo Reduvia


 Cuando llegue al lugar donde habíamos  quedado ya me estaban esperando Nacho, Jesús y Pachi, también estaban allí los colegas de Enduro Centro dispuestos a hacer su ración semanal de piedras. Mientras me ponía las zapatillas y montaba la bici ellos iniciaban su ruta. Poco después nosotros empezamos a pedalear, tras parar un momento en las cercanías del Pontón de la Oliva a hacer alguna foto iniciamos la subida por la carreterilla de Alpedrete, empezar en frío con estas rampas no es lo mejor pero no podíamos hacer otra cosa, así que cada uno lo hizo como pudo y cuando llegamos a la máxima altura hicimos un reagrupamiento y ahora sí seguimos por la carretera disfrutando del paisaje y aprovechando que no había cuestas nos fuimos poniendo al día, llegamos a la altura de Alpedrete de la Sierra, pequeño caserío hundido en un barranquillo y lo dejamos atrás por la carretera que une este pueblo con el vecino de Valdepeñas de la Sierra, al poco dejamos el asfalto y en ligero ascenso seguimos nuestra marcha, después de atravesar un puente y subir por una pista un poco pedregosa llegamos a una encrucijada de tres caminos, gracias al GPS no tuvimos problema en tomar la dirección correcta, las vistas de los montes lejanos nos hacían parar de vez en cuando y comentar la soledad en la que estábamos inmersos, así Pachi y Jesús aceleraron un poco y casi hacen lo mismo que el día del Segundo Pilón, por suerte les pudimos avisar a tiempo, aunque visto como se desarrollo el día a lo mejor deberíamos haber seguido de frente y hacer la ruta mas larga. Cogimos otro camino que salía de la pista principal y desde el principio nos mostró sus armas, mas piedra suelta, más estrecho y con unas bajadas cortadas a pico de cuando en cuando, después de una de esta el camino se convertía en senda y cuando la terminamos nos encontramos metidos en un caminillo estrecho y lleno de piedras con una caída a la izquierda que no invitaba a perder la concentración ni un momento, bajamos montado todo lo que pudimos, pero llego un tramo que nos obligó a descabalgar definitivamente, ya intuíamos en donde nos estábamos metiendo pero no había otra que seguir adelante, como fin de fiesta atravesamos una especie de túnel formado por zarzas y rosales silvestres y adornado con un gran charco, cada uno paso como pudo procurando que las espinas de los arbustos nos marcaran lo menos posible, nos encontramos en el lecho seco del arroyo Reduvia y no se veía con claridad por donde íbamos a salir de allí, de hecho hubo algún momento en que pensamos que tendríamos que seguir la seca corriente de agua tal era el lío en el que estábamos, visto que no estaba claro el camino a seguir y mientras Pachi y Jesús aprovechaban el momento para comer moras, cogí el GPS y busque el camino sin la carga de la bicicleta, por fin di con él y como temíamos el desnivel que habíamos bajado había que subirlo, con la carga añadida de las bicicletas, la primera rampa nos corto la respiración, pero cuando vimos lo que nos quedaba la moral nos bajo a los pies, por suerte mis compañeros son también amigos y no salió ningún reproche por la ruta en la que les había embarcado, bueno pues después de empujar las bicis bastante rato y montar mas bien poco alcanzamos una pista en la que por fin pudimos montar y pedalear a gusto, a partir de aquí la ruta se introdujo en un pinar y después de dejar un par de cruces, al final de una bajada y al lado de un pequeño refugio con vistas al embalse del Atazar dimos cuenta de la comida que llevábamos. Cuando terminamos iniciamos un bonito descenso por un pinar lleno de curvas que nos llevo hasta el río Lozoya, lo vadeamos con facilidad y empezamos el camino de vuelta por una buena pista, aquí creo que cometimos otra torpeza cual fue no seguir el track original porque iniciaba una subida y seguir paralelos al río por los senderos que hay por allí, al principio no hubo problema, pero poco después se fueron haciendo cada vez mas intransitables con nuestras bicis, hasta llegar el momento en que hubo que bajar y hacer otra buena sesión de empujabike, después de andar mas de lo deseado y al llegar a la altura de las paredes calizas que se usan para escalar pudimos pedalear otro poco, para volver al rato a hacer no empujabike, sino cargabike, por suerte alcanzamos la plataforma de la presa y poco después llegábamos a los coches después de mas de cinco horas de ruta. Quedan una pregunta en el aire, ¿habría sido mejor hacer la ruta larga?, a la vista de los mapas posiblemente pero hasta que no volvamos otro día a hacerla no lo sabremos, desde luego yo la tengo en mente. Gracias a mis compañeros por no poner pegas a la ruta, que las tiene, así da gusto preparar proyectos. Nos vemos en la próxima.

Las fotos de Jesus y las de Nacho

sábado, 18 de septiembre de 2010

Senderos de Navalmedio y la Barranca


Al tener Roberto la bici en Navacerrada decidimos hacer una ruta por la zona, sabiendo que no deberíamos pasar la M-601 con los coches ya que iba a estar cortada ya que hoy era la penúltima etapa de la vuelta a España con la traca final de la subida a la Bola del Mundo. La elección se decantó por los senderos de Navalmedia y la Barranca, a las nueve y unos minutos empezamos la marcha Pachi, Roberto, Jesús y yo, gracias a Roberto cambiamos la subida inicial por la carretera hasta la Fonda Real por la subida al cerro de la Golondrina y la ermita de San Antonio, así que como la cosa empezaba cuesta arriba y aunque el día estaba un poco fresco pronto entramos en calor, esta subida no la conocía pero es bastante llevadera y a cambio nos ofrece unas vistas espectaculares, una vez en el punto mas alto y después de que Jesús hiciera las correspondientes fotos nos tiramos cuesta abajo en una bajada que por momentos tenia sus puntos complicados debido a la velocidad que se cogía y a la cantidad de piedrecillas sueltas que estaban humedecidas. La pista nos deja en la carretera de los Molinos justo en el desvío que conduce al pueblo de Cercedilla, cruzamos con cuidado y por carretera nos dirigimos al inicio del camino del Calvario, no encontramos otra forma que callejear un  poco y después de pasar el Polideportivo iniciamos el ascenso, poco después salíamos a la carretera que lleva hasta la presa de Navalmedio y cogiéndola en dirección ascendente fuimos al encuentro de la entrada de la pista forestal que teníamos que coger, en un momento de descuido Pachi paro la bici y se puso a comer moras a dos manos, aquí ya vimos que la vuelta a España iba a congregar a un gran numero de aficionados, varios coches aparcados y mucha gente que se dirigía a la M-601 en dirección al puerto de Navacerrada daban fe de ello. Nosotros en contra de los aficionados nos dirigimos por una pista en buen estado a nuestro siguiente punto de interés en la ruta, el final de la trialera del miedo, al llegar y decirle a Pachi por donde había que subir no se lo terminaba de creer, pero no tuvo mas remedio que bajar de la bici y empezar un tramo de empujabike que nos llevo al principio de los senderos de Navalmedio, unos de los mas bonitos de la sierra, aquí aprovechamos para comer algo y comentar un poco las vacaciones. Al terminar iniciamos la marcha por los senderos disfrutando del olor a pino, los helechos y los riachuelos que cruzaban, todo lo bueno se acaba y antes de darnos cuenta estábamos otra vez subiendo en dirección al Calvario, después de cruzar el arroyo de Navalmedio, empieza un tramo con piedra suelta y en cuesta que a mí que no podía meter el platillo me hizo resoplar mas de la cuenta, la verdad es que no fui el único, llegamos al siguiente cruce que nos llevaría primero en ligero descenso y después en una pequeña subida al Ventorrillo, después de pasar la valla cogimos la carretera en dirección Madrid y vimos la cantidad de gente que subía al puerto, andando, en bici o por cualquier otro medio, nosotros seguíamos a contracorriente y llegamos al inicio de la pista de la Barranca, subimos con gran tranquilidad y pronto llegamos a la explanada donde estuvo ubicado el antiguo Sanatorio psiquiátrico, aquí comienza el sendero Ortiz que era nuestro camino, antes de empezar un colega nos hizo una foto y nos dijo que iba a la Bola a ver a los ciclistas, nosotros empezando el descenso extremando la precaución ya que si normalmente suele haber mucho senderista y ciclista por el, hoy iba a se mas exagerado como así fue, nosotros como no vamos muy deprisa no tuvimos problema, paramos unas cuantas veces para dejar pasar y otras veces nos dejaron pasar a nosotros, antes de darnos cuenta estábamos ya en la pista de la Barranca e iniciábamos la ultima subida del día, como no hacia calor no necesitamos coger agua de la fuente de Mingo y pronto nos lanzamos a la búsqueda de los senderos Alakan, aquí tuvimos la sorpresa del día, Toñi y Sebas iban andando a la Bola, paramos con ellos un rato y vimos que Toñi pronto estará otra vez dándonos caña encima de la bici, después de la desafortunada caída que tuvo en agosto cruzando el arroyo del Telégrafo, nos despedimos de ellos hasta la próxima ya que el cielo empezaba a oscurecerse, nosotros rodábamos por los senderos con tranquilidad y disfrutando del entorno, es lo que tiene la cuesta abajo, todo lo bueno se acaba y después de cruzar una de las presillas de la Barranca llegamos a los aparcamientos que dejamos atrás y en rápido descenso nos plantamos otra vez en el punto de inicio, el chasco fue que el bar donde íbamos a hacer la opcional estaba cerrado, así que después de cargar las bicis nos volvimos a casa, poco después una nube descargo una buena cantidad de agua que seguro que mojo a los que habían subido al puerto igual que a los que estaban subiendo en ese momento
 

Senderos de Navalmedio from marek1204 on Vimeo.
 Fotos para abrir boca.

domingo, 12 de septiembre de 2010

Bajamos por el Segundo Pilon


Se acabaron las vacaciones y aunque yo creo que ninguno ha dejado de montar no es lo mismo hacerlo con tu grupo o con parte de él. Para reiniciar las salidas decidimos hacer una ruta en la zona de Cercedilla que siempre da mucho juego, aparte de que los amigos Bicivoladores tenían su reunión allí y era un buen momento para volver a estar con esta gente tan maja. Bueno vamos al grano, la ruta no estaba muy definida, en principio había dos alternativas, Río Moros o Smidt, Navacerrada, Calvario, al final no hicimos ninguna de las dos por una serie de circunstancias. Iniciamos el camino callejeando por el pueblo, que por cierto estaba celebrando sus fiestas, alcanzamos la carretera de las Dehesas y empezamos a subir poco a poco para casi enseguida desviarnos a la izquierda para ir al encuentro del famoso camino Puricelli, antes de llegar a él nos toco subir algún repechillo que en frío como íbamos nos hizo sudar mas de la cuenta, una vez enlazamos con la pista seguimos avanzando tranquilamente comentado las pasadas vacaciones, Jesús era la primera vez que
venia por aquí y quedo gratamente sorprendido de la zona, después de pasar el hospital de la Fuenfria y hacer unos senderitos nos encontramos con la carretera que baja de los aparcamiento de Majavilan, ya estaban llenos de coches y nosotros íbamos con precaución, este tramo siempre he opinado que es el mas pesado de la subida al puerto de la Fuenfria y hoy no fue menos, hasta la llegada a la pradera de los Corralillos tuvimos algún momento complicado pero una vez lo pasamos y cogimos la carretera de la República nuestra marcha se acelero, siempre dentro de nuestros parámetros, llegamos a la zona de los miradores y aquello estaba a rebosar de ciclistas y senderistas, allí nos encontramos con Jesstrum y sus apátridas con los que estuvimos conversando un rato, al comentarles cual era nuestra intención nos dijeron que la zona del río Moros podía estar cerrada, como yo también había oído algo del tema, esa opción parecía perder puntos para llevarla a cabo, estos “maquinas de la bici” nos invitaron a unirnos a ellos, invitación que declinamos amablemente, pues no son nadie comparados con nosotros y aunque me consta que nos habrían aguantado sin poner pegas era mejor que llevaran a cabo su ruta-exploración sin cargar con nosotros. Al rato seguimos pedaleando y disfrutando del espléndido día que hacia, llegamos a la altura de la fuente de Ruiz de Velasco y volvimos a unirnos a los Apátridas con los que hicimos la ultima parte de la ascensión de la Fuenfria conversando de todo un poco, después de esto volví a confirmar que dentro del mundo del Mountain Bike hay muy buena gente, en el puerto intentaron convencernos de que fuéramos con ellos pero preferimos seguir nuestra marcha después de despedirmos de ellos, por cierto al final no se por donde bajaron. Nosotros seguimos en dirección al collado de Marichiva y como después de pasar la fuente del Infante la pista se vuelve una bajada tranquila, Pachi y Jesús aceleraron tanto que se pasaron el desvío del río Moros, después de esperarles un ratillo fui a su encuentro, cuando enlace con ellos decidimos seguir adelante y bajar por algún camino, este no fue otro que la famosa bajada del segundo pilón, demasiado para nosotros así que lo hicimos en el coche de San Fernando un ratito a pie y otro pedaleando, de que se puede bajar montado da fe un colega que nos paso sin darnos tiempo a apartarnos. Llegamos por fin a la pista del camino de los campamentos, aquí nos toco desviarnos a la izquierda y en ligera subida volver a encontrar el camino Puricelli y después desandar nuestros pasos para encontrar la carretera de las Dehesas y hacer el camino inverso que habíamos hecho por la mañana, llegamos a los coches cargamos y nos despedimos hasta otra, que esperemos sea tan gratificante como la de hoy con el reencuentro de los que todavía están de vacaciones. Cuando ya me iba estaban los Apátridas cargando sus bicis para emprender el regreso a casa, un abrazo para ellos.

domingo, 25 de julio de 2010

Nacho y Roberto a la Bola del Mundo.




Fotos

sábado, 24 de julio de 2010

Senderos de la Morcuera


Fotos de Nacho
Fotos de Jesus



Subiendo la Morcuera from marek1204 on Vimeo.

martes, 20 de julio de 2010

Carro del Diablo Remix




Las fotos de Neo
Fotos de Gorcam
Las de Fray
Fotos y videos de Javi Villalba

domingo, 11 de julio de 2010

Ruta legionaria con los bicivoladores por la Barranca



Hay días que no salen como esperas, la mayoría son peores pero algunas veces las cosas mejoran, este fin de semana no pensaba coger la bicicleta y por azares del destino llegue al punto de reunión en la estación de Collado Mediano el primero, poco después apareció Jesús y ya como con cuentagotas fueron llegando los demás, Efrén, Carlos, Rafa, David, Álvaro y por último Nelson y José, ya estábamos los nueve que íbamos a realizar una ruta guiada por Álvaro, la ya famosa ruta legionaria. Como conocíamos mas o menos el perfil de la etapa comenzamos dando pedales tranquilamente en dirección al deposito de Collado, una vez dejamos la carretera y empezamos a callejear todo el camino era cuesta arriba hasta llegar al inicio de la pista de hormigón que una vez pasado el deposito de agua continua subiendo en dirección al cerro del castillo, como no había bastante con la cuesta normal, Álvaro le había añadido otra cuestecilla que nos llevaría al comienzo de una trialera que no hubo Dios que la bajara montado, aunque algunos lo intentaron, una vez nos reagrupamos continuamos en dirección al pueblo de Navacerrada, al que atravesamos de punta a punta para salir a la M-607 que cogeríamos en dirección al pto de Navacerrada, ya en la carretera se vio que Álvaro, que el día anterior se había pegado una paliza subiendo hasta la Bola del Mundo, no andaba fino, como seria que le tuve que esperar. Llegamos a la altura de la Fonda Real donde atravesamos la carretera del puerto y nos dirigimos al final de la trialera del miedo, que subimos empujando las bicis, aunque Nelson hizo el amago de subir dando pedales, cuando nos reagrupamos comenzamos uno de los tramos más bonitos que conozco de la sierra unos senderos bordeados de enormes helechos y bajo la sombra de los pinos que nos llevaron después de atravesar algún riachuelo a la altura de la casa de las mariposas, la dejamos atrás y seguimos por el camino del Calvario en dirección al Ventorrillo, después de cruzar el río Navalmedio continuamos subiendo hasta llegar nuevamente a la carretera del Puerto, nos dejamos caer por ella con cuidado porque no dejan de pasar coches y un poco mas abajo la cruzamos para empezar la subida del mirador de Las Canchas en la Barranca, aprovechamos el momento para hacer la foto de grupo y sin pausa nos pusimos a pedalear para llegar cada uno como pudo al inicio del camino Ortiz, aquí cada uno bajo como pudo o quiso, algunos se lanzaron a disfrutar de la bajada y otros más prudentes, Rafa, Jesús y yo mismo, nos regocijamos con las vistas, cuando llegamos al final ya nos estaban esperando el grueso del pelotón, en la pista de la Barranca. Un poco de charla y nuevamente nos pusimos en camino, como el día era caluroso aprovechamos el paso por la fuente de Mingo para rellenar nuestros depósitos de agua y sin mas dilación cogimos el sendero Alakan, otra delicia rodeada de verdor y arroyos cantarines, después del paso de uno de estos y debido a las vistas, el amigo Rafa se bajo de mala manera de la bici y se hizo un buen rasguño, otra vez sobre la bici nos lanzamos los dos en busca de nuestros compañeros que ya se encontraban llegando a la presa que hay a la altura del hotel de la Barranca, el ultimo tramo antes de atravesarla hubo que hacerlo andando ya que las jaras por un lado y una alambrada por el otro evitaban que el que pudiera lo hiciera montado, atravesamos la Presa y nos lanzamos a toda velocidad, primero por la carretera para inmediatamente desviarnos a la izquierda y coger el camino de los Almorchones con un firme de gravilla que lo hace peligroso por la velocidad que se alcanza, llegando al final nos encontramos a David que también probo la dureza del suelo limpiándose la ropa y subiendo a la bici, cuando nos disponíamos a empezar los últimos senderos de la ruta,  Jesús se dió cuenta de que no podía sacar el pie izquierdo del pedal, y por mas intentos que hicimos no conseguimos liberar la cala, la verdad es que fue una suerte porque vió que la rueda trasera iba fuera del eje, después de ponerla en su sitio y en vista de que no había forma de sacar el pie, decidimos acortar la ruta y volver atravesando nuevamente el pueblo de Navacerrada, como el camino era en ligero descenso no tardamos mucho en llegar a los coches, allí hicimos un nuevo intento de soltar la zapatilla, como no hubo forma, Jesús se volvió conduciendo descalzo, al poco rato entraba la avanzadilla del grupo y cuando ya salía en dirección a casa llego el resto. La ruta muy bonita con un poco de todo, y como siempre con una compañía inmejorable.
Fotos de RaFaRu
Las pocas fotos de Jesus (terminal)

domingo, 4 de julio de 2010

Las Zetas de la Pedriza


Cronica por Jesus (terminal)
Esta mañana nos hemos juntado veintiún bikers en Cantocochino para subir las zetas de la pedriza, acudiendo a una llamada de Sin Pedrolos Mejor, por problemas varios que no vamos a comentar, que Rober se ha dormido, y algún otro que se ha perdido en vez de ocho treinta empezamos a dar pedales a las nueve de la mañana.
Comienzo suave para ir cogiendo forma, aunque algunos la forma se la traen de casa y suben el primer tramo como cohetes hasta el cruce de caminos para ahí reagruparnos, ya se veía que Miguel estaba un poco tocado, sin coger la bici un año lo nota, pero sigue para arriba
A partir de aquí el moderador de la kdd da rienda suelta a los que mejor están para tirar hasta el collado de los pastores, a partir de este momento nos vamos acoplando al rodar de los compañeros mas afines a nuestras posibilidades quedando así un gran tramo de la pista salpicada de bikers, yo por mi parte me encuentro bastante bien y me hago mis paraditas para hacer mis fotos al paisaje que me tiene enamorado y a mis compañeros que vienen por detrás mio (a los de delante que los fotografíe Rita) quedandome otra vez atrás y vuelta a empezar para subir, en una de estas me quedo con Miguel que el hombre no puede mas, le enchufamos un gel, hacemos el intento pero mas arriba me dice que se marea así que paramos y esperamos un poquito para ver que pasa, seguimos cincuenta o cien metros mas y ya no puede mas, le comento que nos damos la vuelta y después de decirme que descansa un poquito y se da la vuelta para abajo inicio el ascenso que me queda hasta el collado de los pastores donde nos están esperando todos, al comentarles el tema al parecer se ha bajado Víctor con él, cosa que me ha tranquilizado un poco (es mi primera experiencia de esta índole y no sabia como reaccionar).
En el collado foto de grupo que amablemente nos hace un compañero ajeno a nosotros y rumbo para el comedero de buitres, aprovechando todos las bajaditas disfrutonas que nos llevan a las ultimas rampas del recorrido,reagrupamiento en el comedero de buitres, ya se había decidido no subir a la Nava por tema del tiempo, y sin mas nos dejamos caer hacia Canto Cochino cada uno como puede, los bicivoladores haciendo honor a su nombre ni se les ha visto, hasta un poquito antes de la cancela de salida donde al llegar a su altura estaban haciendo de enfermeras con un compañero de otro grupo que se lo habían encontrado tirado a él y a su amigo.
Llegada a los coches, despedidas de unos y opcional de otros, que de ahí no tengo arretratauras. Me ha comentado Antonio que un compañero de Citroen se ha caído y se ha hecho daño en un hombro y se lo había llevado su colega para el hospital, espero que no sea nada y te recuperes muy pronto.
Resumiendo un día atípico,  pero colosal por la ruta en si no, porque todos la conocemos ya, pero si por la compañía como siempre de diez.

saludos

Las fotos de Jesus (terminal)
Fotos de RafaRu
Fotos de Nacho (gorcam)
Fotos de Nacho Casas


En las Zetas from marek1204 on Vimeo.


La visión de la ruta por el bicivolador RafaRu.


Bueno al lío, tema "pelo panocha"
Subiendo al collado de los pastores, Charco y Diabolik iban por delante pq me había quedado rezagado hablando con Terminal de sus mejoras tras la angina de pecho, me adelantan 3 pavos y una jaca a la cual entreveo el color zanahorio en sus pelos debajo del casco, un kaka´s considerable y se enciende la bombilla.....coño si es la misma piba que la que puso Charco que había ganado en la Cebrera, ya decía yo que el maillot me resultaba familiar.
Total que hago un poco la goma en plan Zenon Yaskula en aquel Tour que acabó tercero, pero sin alejarme mucho para seguir manteniendo el bullate en el punto de mira. Me pongo a llamar a Diabolik por el walkie pero el cebrón contesta malamente, la cobertura se va y se viene para comunicarselo, el caso es que suelto por el walkie "me acaba de adelantar la piba pelirroja que ganó en el Barraco y que puso brutos al GoldenBoy y al Charco", no se si me ha oido bien y lo repito 2 o 3 veces mas. Al poco rato escucho por el walkie la voz de una piba, hostias, igual llevaban ellos el mismo canal que nosotros, cagontó.

Entonces bajo el ritmo y dejo que el "OJETIVO" (sin B) se aleje para evitar que los 3 maromos que iban con ella me despeñen por algún terraplen. Al llegar arriba se lo digo a Diabolik y Charco que si se habían enterado y me dicen que la han visto al pasar pero que no han parado.

Al llegar abajo al puto chiringo de Canto Cochino, si ese donde servía un paraguayo de los cojones y la única tapa han sido unas míseras sardinillas saladas, y da la casualidad que están la piba y los 3 pros tomando unas jarras de cerveza, si cerveza, nada de MIXTAS ni mariconadas de esas que toman los gaylos y yo tiro alguna foto a la piba haciendo zoom pero no se ve bien.

En esto que coge el Boss de los bicifolladores, joooooder, vaya diíita,........bicivoladores se levanta, pilla la cámara y se va hacia ella y el tío cuando ya se iban y les cuenta no se que de que le había visto que había ganado en el Barraco y que si les importaba que les echase una foto....con un par....lástima lo de no haberse puesto el en la foto con la piba para tocar algo de pelo.....
Al rato aparecen 3 senderistas con pantaloncitos cortos de esos que casi se ve to el mollete de antequera, si hay buen mollete obviamente, y no un pan gallego de esos grandes y cogen y se sientan en otra mesa un poco más lejos. En esto que una se levanta a pedir y pasa por delante nuestro y madre mía,.......le cabe entre las piernas una Nevegal 2.35 sin ningún tipo de problemas....se da un poco la vuelta y la cara es chunga, le digo al Diabolik y al Charco, "No, la cara no me mola, la cara no ha venío a la Pedriza, la cara se ha quedado en Madrid" y dice Diabolik, "que mas da la cara, dejame la camiseta de España que llevas puesta, le tapo la cara y fuera".
Cuando viene con las cervezas para acá le suelto a Diabolik, "no, no me convence, SIIIIIIMIO, MACAAAACO, ORANGUTAAAAAANGO", en esto que se empieza a despollar el Diabolik y tanto Charco como yo vemos claramente como se le descuelga de la boca un cacho de baba impresionante en plan viejo de la residencia de ancianos y se babea toda la mano, ahí es cuando ya nos hemos empezado a partir la polla y yo me he tirado al suelo pq me estaba deshuevando vivo.
En fin, que nos lo hemos pasado DPM, mejor incluso que anoche cuando marcó Villa y mandamos a los Paraguayos a comer pan duro de 3 semanas a su pais. Ahora a por los Panzers alemanes!!!

Pues na más shavales!!!!

Eso es tó, eso es tó, eso es todo amigos!!!!

Y asi es como los bicivoladores vivimos la ruta, a veces pienso cuando hacemos las cronicas de unos y de otros, si hacemos las mismas rutas jajajajajajajaja

sábado, 26 de junio de 2010

Los tres embalses


Crónica por Nacho


Ruta muy bonita en un día un poco raro.
Raro porque hacía un día que no sabías si ponerte el chubasquero o abundante cremita de protección solar. Finalmente optamos por los chubasqueros y acabamos todos achicharrados por el sol.
Raro por la manera de quedar, ya en la quedada de Vicalvaro, el único que llegó antes de la hora fue Roberto, demorándonos un minuto los demás y teniendo a Roberto un poco nervioso. Igualmente al llegar a El Berueco vemos que Javier no ha llegado aún, cosa esta inusual.
Raro por la prisa que tenía yo por terminar temprano para la siguiente cita y que nos hizo perdernos parte de la ruta preparada por Javier.
En fin, a pesar de todo, y habiendo quedado a las 8:30, empezamos a dar pedales sobre las 9.
Comenzamos saliendo del pueblo por la carretera M-131, aunque enseguida cogimos el camino hacia el primero de los embalses, el de El Atazar, para lo que bajamos una cuestecita que, si bien se hacía muy agradable, hacía pensar lo que sería el final de la ruta, pues deberíamos subirla para terminar.
Tras llegar al embalse y hacer la primera paradita para contemplar el paisaje, cogimos la pista que lo bordea, un paseo prácticamente llano de lo más agradable por la temperatura y el olor que desprendían las jaras y demás flora a esta hora. Después de varias paradas para hacer fotos, pues el paisaje invitaba a ello, llegamos a la carretera M-127, que nos había llevado hasta El Berrueco desde la A1. Por esta carretera bajamos hasta la presa del Villar donde hicimos una nueva paradita para más fotos.
Continuamos un tramo por esta carretera hasta la entrada a la pista del pinar de Casasola, que fue donde nos empezamos a encontrar con el desagradable barro. Desde esta pista pudimos ir viendo el segundo de los embalses, el de Villar, aunque con peores vista que habíamos visto el primero. Siguiendo por la pista con varios sube-bajas, charcos, barros y demás penalidades. Viendo que yo tenía prisa, dejamos para mejor ocasión una variante de la ruta, que nos hubiera hecho no pasar por los dos pueblos que más tarde veríamos, llegando de esta manera a Serrada de la Fuente, donde hicimos la escala técnica para aprovisionarnos, refrescarnos, e incluso, alguno, intentar lavar la bici, aunque se cortó con la llegada de unos lugareños.
Una vez desayunados, refrescados y algo más limpitos, atravesamos el pueblo y salimos de nuevo a la M-127, bajando por ella, ya en dirección de regreso hacia Paredes de Buitrago, pueblo este que también atravesamos, un poco a la aventura, pues veíamos el camino que teníamos que seguir pero no por donde cogerlo. Una vez tomado este camino, nos llevó hasta un nuevo cruce con la carretera, entramos en otra pista desde la que comenzamos a ver el embalse de Puentes Viejas, y que nos llevaría prácticamente hasta su presa, que cruzamos por encima, en una carretera para un solo vehículo y sobre la que procedimos a tirar las correspondientes fotillos, esta vez ya en posición de sentados.
Después de cruzar la presa, y continuar un rato por carretera, tomamos, esta vez si, una de las variantes que nos tenía preparadas Javier, y que como pudimos comprobar, nos costó bastante por culpa del barro, teniendo tramos tan impracticables que en lugar de BTT hacíamos BTB (bicicleta todo bosque). En esta zona, todos los bikers buenos, los que llevan pedales de los llamados automáticos y no como otros que llevamos pedales de mariquitas, aprovecharon, uno tras otro, para bajarse de manera poco ortodoxa de sus bicicletas, alguno de ellos sin avisar, lo que ocasionó que se le pasase por encima, cosa esta avisada momentos antes por el primer descabalgador.
Por este último camino llegamos al pueblo de Mangirón, que atravesamos, sorteando todos los obstáculos que las obras nos ponían pero sin bajarnos de nuestras máquinas, y evitamos la última de las variantes a la ruta prevista, volviendo por carretera hasta el final de la pista que habíamos tomado por la mañana, al comenzar la ruta, deshaciendo desde este punto el tramo hecho por la mañana más agradablemente, con mucho menos calor y muchos mejores olores pues ya las jaras habían dejado de desprender sus agradables aromas para desprender un asfixiante calor.
Tras subir la cuestecita que nos habíamos imaginado dura cuando la bajamos, llegamos al parque junto al que habíamos aparcado los coches. Aprovechamos para refrescarnos un poco, cargar las bicis, y uno salir corriendo con el coche, y los otros quedarse de opcional, la cual, imagino, disfrutaron tanto como de esta preciosa ruta aunque se haya mostrado un poco dura por el barro encontrado. Habrá que repetirla en otra época del año, ya completa con sus variantes y sin prisa.
Fotos de Jesus
Fotos de Nacho


Por el pinar de Casasola from marek1204 on Vimeo.

domingo, 20 de junio de 2010

Picadas con los Rodanderos



Poco después de las ocho y media llegábamos Javi (Rodea) y yo al aparcamiento del Mesón el Puerto, punto de inicio de la ruta de hoy, a pesar de llegar pronto ya había varios de nuestros compañeros descargando las bicis y saludándose, después de aparcar nosotros nos unimos al grupo entre los que destacaba el amigo JoseMolina que después de llegar hasta allí se dió cuenta de que se había dejado el casco y aunque amablemente le ofrecimos un casco de obra, declinó el ofrecimiento y se volvió para El Escorial. Pasada la hora fijada para el inicio emprendimos camino veintiún ciclistas, dos andarines y uno que por no tener casco se volvió para casa. Primero por el arcén de la carretera y al llegar a la entrada al área recreativa cruzamos la misma de mala manera la verdad, lo que hizo que un conductor que venía de frente se desahogara lanzándonos un aviso sonoro, una vez en ruta tuvimos el momento Benny Hill del día, subimos una cuestecilla pensando que esa era la dirección y fuimos a parar a una pequeña esplanada en la que nos juntamos no menos de quince ciclistas cada uno en una dirección con diferentes cruces y frenazos con la  suerte de que no nos dimos ningún golpe. Una vez que cogimos el camino correcto, una pista asfaltada que nos llevaría después de unos cuatro o cinco kilómetros de continua subida al primer reagrupamiento de la jornada. Abandonamos la pista asfaltada y ahora por tierra continuamos subiendo un poco para después iniciar una bajada que nos llevaría a la orilla de una laguna, lugar elegido para hacer la foto de grupo, el amigo Roberto (Neo) no tuvo otra ocurrencia que ponerse delante de un servidor, y como la diferencia de altura es palpable se me hizo de noche, menos mal que tuvo la gentileza de arrodillarse porque sino no salgo en la instantánea. Reiniciamos la marcha de nuevo en subida hasta que por fin y después de un par de reagrupamientos en sendos cruces, vimos a lo lejos el pueblo de Villa del Prado, ahora era todo cuesta abajo así que cada uno se lanzó como pudo hasta entrar por las ultimas calles donde volvimos a reagruparnos. Atravesamos la población, que por cierto está llena de stop en todas las esquinas y cogimos la antigua plataforma de la vía férrea, se formaron los típicos grupitos en los que cada uno va comentando con el compañero de turno y casi sin darnos cuenta salimos a una carretera que nos llevaría en ligera bajada a la Ermita  de la Poveda, donde la mayoría hizo el momento barrita y alguno aprovechó para hacer el momento bocata de lomo, cuando terminamos de comer, unos más tarde que otros, proseguimos la marcha, a partir de aquí hizo acto de presencia un invitado inoportuno, el viento, que o bien de frente o lateralmente ya no nos abandonaría, el siguiente punto conflictivo era el paso de la M-507 donde llegamos al poco tiempo, cruzamos y por un caminillo paralelo nos encaminamos a la carretera que nos llevaría a la presa de Picadas, antes de alcanzarla nos tocaría salvar una trialera en subida, después y ya por asfalto rodeados por la derecha por chalets y por la izquierda las verjas del Safari Park donde se veían diferentes tipos de animales, nos dirigimos a la última etapa de nuestra ruta la presa de Picadas, no habiamos tenido ningún problema mecánico y fue aquí donde tuvimos la única avería del día, Javi (Rodea)  pinchó su rueda trasera, pero rápidamente y como si fuera un F1 cuatro mecánicos se encargaron de ponerla operativa nuevamente, después de una subida por asfalto llegamos a vislumbrar la presa, momento que se aprovecho para hacer más fotos, ya sólo quedaba una rápida bajada para llegar al salto de agua, ocasión que se aprovechó como no podía ser de otra manera haciendo más fotos. Una vez reagrupados nos dirigimos a los coches aprovechando la antigua plataforma ferroviaria, pasando diferentes barreras y cruzándonos con grupos de ciclistas, senderistas y pescadores, y con un par de andarines que se puso a animarnos efusivamente, se ve que nuestra fama cruza fronteras. Nuevamente teníamos que coger la carretera, en perfecta fila de a uno nos dirigimos al aparcamiento, teniamos que atravesar la carretera pero por suerte y no como por la mañana nos tocaron unos conductores más comprensivos que pararon para dejarnos atravesar la calzada, un diez para ellos. Después de cargar las bicis en los coches, la mayoría entramos en el mesón para refrescar el gaznate, pero aquí tuvimos la primera sorpresa del día, en la terraza no servían, así que cada uno tuvo que ir a por su bebida, a la hora de pagar la segunda sorpresa del día, el precio pelin alto, por suerte las patatas revolconas estaban en su punto. Algunos de los compañeros completaron el día comiendo allí y por lo que dicen no estuvo mal.
Otra gran jornada de convivencia, aderezada con una ruta de mountain bike. Los andarines llegaban cuando nosotros volvíamos para casa, un aplauso también para ellos.



Las fotos de Jesus están aqui 
Las foto de Fray
Las de Neo
El video de Fray

sábado, 19 de junio de 2010

Nacho por la Barranca, acompañando a Nrain, el Negrito y otros fieras


 El Valle de la Barranca; The Chronical by NRain

Subir pistas, bajar senderos, vadear ríos, volar sobre raíces y piedras, perdernos entre los helechos...

Esto es un breve resumen de la ruta de hoy.
Desde luego ha sido un acierto elegir La Barranca como ruta de sábado.
A las 9:00 y poco llegamos al parking de RENFE y ya estamos todos, en esta ocasión: Toñi, Enrique, Nelson, Nacho nos esperan ya pertrechados, tan sólo la ausencia de Sebas que ya había marchado para iniciar su expedición a pie por la zona y Zarzo que se me vuelve a escaquear.

Emprendemos pronto la marcha por el pueblo de Collado Mediano para buscar la primera subida del día, esas subidas que nos gustan, en frío pero ya no traicionera, es una vieja conocida ya, cada uno la sube a su ritmo como puede pero todos montaditos como debe ser, el track vira a la derecha queriendo ascender más, lo seguimos y no nos lleva ni más ni menos que a la primera trialera del día.

Ni Nelson con su Fuel EX9 ni yo nos lo pensamos mucho, vamos para abajo, el sonido son las rallísticas cubiertas de la Fuel arrastrando la arena seca de la trialera, yo bajo el sillín pero pese a ello un paso se complica, culpable de ello es la redondeada rueda trasera de invierno que llevo que se empeña en resabalar hacia el fondo de cada rodera, en fin la próxima vez del tirón para abajo como dios manda. Llega el resto del grupo, se han tomado bien la "putadilla" en forma de trialera que de haber seguido recto hubiéramos estado en el mismo sitio jeje.

Rodamos por las urbanizaciones cercanas buscando la villa de Navacerrada, la cual cruzamos sin demora buscando la carretera que sube al puerto de Navacerrada, en las cercanías del Fonda Real vemos la nota desagradable del día Nelson y Toñi ven como un coche para y abandona a su suerte un perro en la carretera, el desenlace al cabo de unos metros acaba fatal.

Seguimos buscando el Calvario haciendo el conocido empujabike de subida del "final del Miedo" que nos deja en el fabuloso y fresquito sendero que nos deja caer a la casa de las Mariposas, punto de inicio del Calvario más pino que por suerte no llega al kilómetro de platillo y 34.

Salimos al Ventorrillo para coger la pista ascendente que no lleva a la explanada del antiguo sanatorio, desde ella se ve el "Bambi" que no puedo mirar sin ojos golosos, pero eso será otro día ahora toca llegar a la explanada para coger el Ortiz. En esta pista nos encontramos a Sebas, paramos a charlar un poco y hacernos una fotillo, Sebas remonta la pista con nosotros andando y decide bajar el Bambi a pata para hacer un poco de tiempo.

El Ortiz está es-pec.ta-cu-lar, el terreno en su primer tramo está muy bien, tan sólo nos cruzamos con 6 ó 7 senderistas muy agradables tan sólo uno desentona poniendo todo el interés de su parte para no dejarnos pasar, gente que cree que el monte es por y para él.

Yo bajo tras Nelson haciendo lo que puedo ya que el negrito se empeña en exprimir la Fuel, en la parte media decidimos esperar y al poco aparece Toñikiller pero nadie más, esperando para grabarles unos senderistas me comentan que ha habido una avería, al llegar los demás nos cuentan una caída de Enrique en una raíz traicionera y que Nacho casi pierde la rueda trasera al salirse el cierre, menos mal que ha sido poca cosa en plan arañazos.

El resto del Ortiz vamos más juntos, Nelson delante, luego Toñi y servidor presionando cosa que hizo que Toñi pasara con nota los pasos más complicados con saltitos incluídos.

Acabamos el fabuloso Ortiz y remontamos un poco la pista ya en el Valle de la Barranca para buscar los senderos Alakan, dichos senderos están verdísimos, pasos de piedra suelta y tramos muy muy rápidos, voy tras negrito, cuando puedo porque se me escapa en cuanto hay que dar pedales tan sólo salvando la situación en la bajada, tanto que íbamos pasados por el sendero con caída al río por la derecha en el que la Fuel se queda en el abismo pero por suerte Nelson en el sendero.

El sendero acaba en el vadeo del arroyo de la Maliciosa, Nelson entra a saco y yo tras él, unos pasamos montados y otros por los estratégicos troncos situados para ese fin. Nos cuenta Toñi que Nacho entra a tope en el agua a todo lo que daba la bici

Salimos de la Barranca por la carretera para al poco coger una pista de tierra que demencialmente y pese a lo poco que me gusta no bajamos de los 50 y muchos Km/h, esta pista nos deja en los senderos de los Armorchones, que con lo que ha llovido tienen situadas unas plantas a la altura de la cara que los hace más interesantes conviertiéndose en la "bajada del tuerto" por poco.

Tras ellos se cruza la carretera y tras una leve subida ya cogemos los senderos del embalse de Navacerrada que está a rebosar de agua.

Y ya por fin bajamos por el mismo sitio del inicio de la ruta la infernal cuesta del depósito.
Un buen sabor de boca la ruta esta, aderezada con una cervezas cortesía del negrito, al que veremos que consulta con la almohada...Remedy o Fuel??? jijiji
Aqui las fotos 
y aqui las de Nacho


El Valle de la Barranca from NRain MTB on Vimeo.

domingo, 13 de junio de 2010

Los cuatro pueblos



Cronica por Nacho
Tras una madrugada dominical como las habituales, esto es hora y media antes de la cita, para que de tiempo a todo, al final, me lié y llegué con la hora justita a la cita a las 8 en Vicálvaro. A pesar de mi preocupación, el único que había llegado era Jesús, como siempre el más puntual de todos. Rober también llegaba en ese momento, a pesar de la trasnochada que se había pegado. Unos minutos después, pero en hora llegaron Jose, Andrés y Pablo, al que no conocí hasta ayer, también bajó Antonio y comenzamos a repartirnos en los coches y a salir hacia el lugar de quedada con el resto de la gente en el Polideportivo de Moralzarzal.A pesar de llegar también temprano allí ya nos estaba esperando Pachi. Por último llegó Navarrete, al que hacía tiempo no veíamos. Mientras nos preparábamos y esperábamos a los últimos que faltaban asomaron los Pitufos, que comenzaban su ruta, pero algo antes que nosotros, tras los saludos de rigor, nos despedimos de ellos y seguimos esperando algunos minutos más, aunque finalmente, tuvimos que dejar la espera porque no teníamos los teléfonos de los que faltaban y ya llevaban bastante retraso.
Comenzamos a rodar, charlando tranquilamente, hacia la salida del pueblo y tras callejear un poco comenzamos una bajada por pista hasta el cruce bajo la carretera que sube a Navacerrada, donde nos encontramos con la primera cuesta (repechín que diría alguno). Ya aquí empezaron a tirar para adelante como alma que lleva el diablo, los enfermos, desentrenados, y demás baldaos, dejándonos a los que nos machacamos casi a diario en coger forma (y no lo conseguimos) de manera que me quedé cerrando grupo.
Al terminar la subida hicimos una paradita para una foto de grupo, antes de comenzar la super bajada sin pedrolos que nos hizo llegar a Manzanares, parando de nuevo sobre el puente que cruza el embalse, donde aprovechamos para hacernos otra foto de grupo.Después de cruzar el pueblo llegamos al centro de interpretación de la naturaleza desde donde se accede al parking de La Pedriza, y a pesar que casi todos hicimos algún comentario de adelantar la subida a las Zetas, lo cierto es que ninguno se arrancó. Comenzamos de nuevo una pequeña subidita y luego bajadita por pista que nos llevo al lugar de descanso de la ruta, en la ermita donde nos volvimos a encontrar con los Pitufos, que terminaban su almuerzo en ese momento con una foto de grupo, tras los nuevos saludos nos volvimos a despedir de ellos y comenzamos nosotros con nuestro frugal y rápido almuerzo, porque salimos rápidamente de allí, que había prisa, no sin antes hacernos también nuestra foto en las rocas bajo la ermita.Tras alguna nueva subidita y camino tranquilo llegamos a las urbanizaciones de El Boalo, que las atravesamos por asfalto, y al final de las mismas, tras cruzar un cercado comenzamos de nuevo por pista que nos llevaría hasta el cruce de nuevo con la M607, cruzándola esta vez por encima. Seguimos el camino hasta llegar a Becerril, donde Jesús cedió el testigo de la guía a Pachi, lo cual nos alivió a todos los demás, porque hasta aquí nos había llevado a “la puta carrera”. Atravesamos el pueblo también por calles asfaltadas, estas con más tráfico del que habíamos encontrado hasta entonces llegando a la parte final de la ruta, que fue la que se despistó Rober la otra vez que la hicimos él y yo el año pasado, habiéndome privado entonces de la parte más divertida de la ruta porque, además de ser bajada bastante rápida, sabes que se aproxima el final y no va a haber más repechines.De esta manera llegamos a Moralzarzal, momento en el que algún despistado, a pesar de mis advertencias, dejó a Roberto guiar, razón por la cual dimos alguna vueltecilla innecesaria por el pueblo, aunque finalmente, tras preguntar a algún lugareño, encontramos el camino hacia los coches. Cargamos las bicis y decidimos hacer la opcional allí mismo por la gente que no iba a Vicalvaro, de manera que de varias formas, llegamos a la plaza de toros donde dimos buena cuenta de unas cervecitas y cocacolas, a las que nos invitó Pachi por su 58º cumpleaños, esperamos seguir contando con él y con todos los demás por muchos más.Cuando ya nos íbamos de la plaza de toros llegaban a su opcional los Pitufos, aunque no pudimos despedirnos de ellos porque nosotros ya estábamos en marcha.
Como siempre un placer salir un domingo por la mañana con tan buena gente.

Las fotos, el fotógrafo oficial, el correcaminos.

lunes, 7 de junio de 2010

Por Seseña, volvió Jesus y acompañamos a Neo


El domingo 6 de Junio ha sido un día importante, desde hace tiempo teníamos previsto ir a Seseña para acompañar al amigo Roberto (Neo) en una ruta por su zona después del susto que le dio su corazón. Como quiera que Jesús ya tenia permiso de su medico para empezar a darle a los pedales, esta ruta ha servido para su regreso a rodar en grupo. A las nueve y pico y después de los saludos de rigor hemos empezado a dar pedales mas de veinte amigos y aficionados al mountain bike, por su parte y como ya es tradición hasta que termine su rehabilitacion Sebas ha ido a hacer su particular excursión de senderismo. Después de callejear un poco hemos salido del pueblo y Roberto nos ha conducido como ha podido, y digo esto porque ha llegado un punto de la ruta en que cuatro o cinco GPS no han valido para que nos pasáramos un desvío y tuvieramos que atravesar campo a través, a partir de aquí el track ha sido secundario y hemos seguido los instintos del amigo Zarzo, eso si oyendo comentarios del tipo: La estamos haciendo al revés, seguro que es por aquí. Todo esto con el buen rollo que caracteriza estas salidas. Hoy no voy a extenderme mucho, solo decir que la ruta tenia sus trampas, que era un poco rompepiernas, pero que los dos enfermos han pasado la prueba con nota. Hoy le ha tocado el dia tonto a Cymru que no ha terminado de encontrarse en toda la mañana. Después de pedalear ha habido una opcional en toda regla, donde hemos aprovechado para comentar varios temas, ver la calidad de la futura equipacion de los Bicivoladores con pase de modelos a cargo de Davygon y admirar algunas vistas que se ofrecían a nuestros ojos.
Fotos de RaFaRu
Fotos de Alvaro
Fotos de Fray
Ya están aqui las mas esperadas, nuestro fotografo Jesus
 El blog de Javi Martin