sábado, 2 de abril de 2011

La Hoya de San Blas con el SL-02

A las nueve menos cuarto llegue a Soto del Real y allí estaban ya esperando Jesús, Roberto y Pachi, como Nacho hoy no podía venir solo faltaba Manolo, al poco apareció y después de los saludos de rigor, ya que hacia bastante tiempo que no nos acompañaba, nos presentó a su nueva montura una Mondraker Zero de última generación, cuando todos estuvimos preparados iniciamos la marcha en dirección a la Hoya de San Blas, el inicio es el clásico de otras veces, aunque hoy decidimos evitar el vadeo del arroyo del Mediano que  baja lleno de agua y fuimos de forma más directa al pequeño embalse de los Palancares, nuestra marcha era tranquila y aprovechamos para ponernos al día, también recordamos el mal estado en que se encontraba el terreno la última vez que intentamos esta ruta, entonces la nieve y el hielo nos hizo variar el recorrido, hoy no tendríamos ese problema, hasta ahora no habíamos encontrado ni charcos ni barro, esto 
nos hizo comenzar la subida de la llamada senda de la avutarda que discurre paralela al arroyo Mediano y bordea por su parte baja la Hoya de San Blas, las primeras rampas una vez pasada la barrera nos hicieron esforzarnos mas de lo que hubiéramos querido, por suerte no duro mucho y pronto empezamos a rodar por una pista con poco desnivel no exento de algún que otro repechin, así al tran tran nos encontramos pronto en el paso canadiense que hace las veces de entrada o salida según de donde vengas de este maravilloso circo que se encuentra a los pies de la Najarra y las ultimas estribaciones de la Cuerda Larga, allí paramos durante un rato para que Jesús pudiera hacer varias fotos, el día nos estaba acompañando y aunque el sol no lucia en todo su esplendor la temperatura era ideal para montar en bici, a partir de aquí la pista tiene un buen firme aunque se ha estropeado desde la ultima vez que estuve por la zona, como era en bajada nos lanzamos y disfrutamos de la sensación de velocidad que se alcanza, como todo lo bueno se acaba pronto antes de darnos cuenta estábamos en medio de un repecho que nos corto el ritmo, a partir de aquí había que subir, pronto cogimos la pista que sube a la Morcuera por en medio del monte Aguirre, pronto se vio que Roberto lleva bastante tiempo sin hacer subidas y se fue quedando retrasado, al principio le fui acompañando pero pronto me sustituyo Pachi y yo enlacé con Jesús y Manolo hasta que nos encontramos con un senderista que iba con tres chihuahuas a cual mas pequeño, como dio la casualidad que pertenecía al club de Colmenar Viejo comenzamos a hablar sobre rutas y fantasmadas varias propias de bikers, yo aproveche para preguntarle sobre las famosas prohibiciones para rodar fuera de las pistas, pero llegue a la conclusión que ninguno tiene muy claro el tema, nos despedimos de el y de sus perrillos y nos reagrupamos. Al llegar a la altura de la llamada Parada del Rey abandonamos la pista y seguimos las marcas que señalan el SL-02, allí encontramos las primeras muestras de barro, aunque pudimos evitarlas sin mojarnos apenas, una vez traspasada una portilla que se resistió a ser abierta aprovechamos una esplanada con unas vistas inmejorables
de las Najarras por un lado, el cerro Perdiguera al frente, las inmediaciones de la Morcuera y el cerro de San Pedro por otro lado, para reponer fuerzas con algo de comida, a partir de aquí y durante unos pocos kilómetros, íbamos a dar otro paso hacia el llamado lado oscuro, aunque en nuestro caso es más bien oscurillo, después de atravesar un par de prados en los que la humedad hizo acto de presencia, iniciamos un descenso que habría hecho felices a algunos de nuestros compañeros de marcha que hoy no nos habían acompañado, hay que reconocer que cada vez vamos cogiendo mas confianza en las bajadas y solemos pasar los pasos dificiles con menos dificultad, aunque es cierto que a otra marcha, hoy Nacho habría disfrutado, ya que es el que mejor se desenvuelve dentro de nuestro grupo en estos terrenos. Jesús tuvo un pequeño percance al salir de un barrizal, aunque por suerte si ninguna consecuencia, pronto llegamos a la confluencia con la pista de la Fuente del Cura, una vez reagrupados iniciamos la marcha ascendente que nos llevaba de 
 nuevo a la Hoya, pasamos la barrera de entrada y empezamos a bajar por la pista que no hacia tanto nos había hecho sudar, llegamos hasta una barrera que pensamos que era la correcta, en un exceso de presunción por mi parte lo tomamos, ya que hacia años que yo había hecho ese camino en sentido contrario, por suerte el camino era muy bonito y nos llevo después de tener que vadear un arroyo hasta las inmediaciones de la ermita de San Blas. A partir de aquí nos quedaba una bajada en la que se coge una buena velocidad, cuando mas rápido iba, la cámara que acababa de estrenar salió disparada como un misil y después de dar varios botes termino medio enterrada en un charco, frenazo correspondiente y a por ella, por desgracia parece que ha pasado a mejor vida. También aprovechamos el parón para echarle un vistazo a la bici de Manolo que tenia un ruido que no era muy normal, tampoco dimos con el origen así que continuamos la marcha, ahora por un camino por el que corría un riachuelo, aderezado diferentes pedruscos, por suerte el camino pronto mejoro y terminamos la ruta a una hora muy prudente para lo que solemos tardar, después de guardar las bicis y despedirnos de Manolo que tenia algo de prisa fuimos a tomar un refrigerio en un bar de la zona, emplazándonos para la próxima salida.

Llegando a la Hoya de San Blas from marek1204 on Vimeo.

El final from marek1204 on Vimeo.

3 comentarios:

jafdc dijo...

Bonita ruta la que habeis hecho, tiene muy buena pinta. Nosotros la Morcuera la hemos subido pero por la parte de Rascafria.

Marek dijo...

Me imagino que luego bajarias por la Majada del Cojo, bonita subida por las dos vertientes.

jafdc dijo...

No la bajada la hicimos por el mismo sitio de la subida, para la proxima si queremos hacerlo por la Majada del Cojo.

Publicar un comentario