martes, 25 de mayo de 2010

RedMTB estuvimos alli.



CRÓNICA DE DALOPO

 Por segundo año consecutivo participamos en este genial evento, original donde los haya y único en el mundillo del MTB, consistente en hacer una kedada al revés, es decir, fijándose una hora y un punto final de reunión en el que convergeríamos todos los bikers asistentes a la kedada pero haciendo cada uno de nosotros (o en grupos) nuestra propia ruta desde el lugar de salida que cada uno eligiéramos, creándose así una infinidad de rutas diferentes.
  Otro de los aspectos más interesantes de este proyecto consiste en fomentar el uso de Internet y de las nuevas tecnologías como útiles herramientas y poderosos canales de comunicación y convocatoria dentro del propio mundillo del MTB. Y, al igual que ya sucedió en la primera edición, la verdad es que también en éste y en todos los demás sentidos el proyecto volvió a tener un rotundo éxito... jejeje...
 En Rivas-Vaciamadrid, en la gran explanada junto al moderno Auditorio Miguel Ríos, nos juntamos finalmente para la gran foto oficial de la kedada más de 150 bikers procedentes de muy diferentes destinos, casi todos ellos dentro de la Comunidad de Madrid pero con grupos procedentes incluso de lugares tan lejanos como Medina del Campo (Valladolid, a 220 Km.) o Alcázar de San Juan (Ciudad Real, a 160 Km.).
 Aunque la mayoría de los bikers eligieron como punto de salida su propia casa o municipio, yo en la primera edición (con destino en Aranjuez) ya decidí participar organizando una ruta que saliera desde un lugar tan emblemático y especial como lo es la madrileña Puerta del Sol, y con la idea de repetir este mismo punto mítico de salida en cada nueva edición del Proyecto Red MTB que se llevase a cabo ya que al mismo tiempo es sin duda el lugar más céntrico... jejeje...
 Así que rápidamente, en cuanto se puso en marcha esta edición del Proyecto Red MTB, comencé a organizar la ya “clásica” salida desde la Puerta del Sol abierta a todo aquel que se quisiera apuntar para acompañarnos desde el Km. 0 madrileño hasta nuestro destino final en Rivas-Vaciamadrid.
 Para mí fue un auténtico placer intentar organizar hasta el más mínimo detalle de esta gran aventura, pues tanto los preparativos como los días posteriores al evento forman también parte del gran espíritu que sin duda da vida a este proyecto. No es sólo cuestión  de dar pedales el día indicado y ya está, es también compartir antes, durante y después ese gran sentimiento que nos invade y nos une a todos los que disfrutamos de esta gran afición que es el MTB... jejeje...
 Os aseguro que disfruté enormemente los días, semanas y meses previos, preparándolo todo y, sobre todo, compartiendo a través de internet con los demás bikers día a día la gran ilusión y el espíritu del proyecto. Os recuerdo que la kedada estaba prevista para finales de febrero aunque justo una semana antes, debido al mal tiempo y el mal estado de los caminos, la Organización decidió (muy acertadamente) aplazarla para finales de mayo.
 Pero por fin llegó el gran día de la kedada en el que todo el trabajo realizado previamente se vio recompensado... ¡Nada más y nada menos que otros 41 bikers se hicieron la foto conmigo junto al monumento del Oso y el Madroño!!!... jejeje... Posteriormente se unirían a nosotros otros 4 bikers más en distintos puntos de las calles madrileñas y 1 más en Casa Eulogio ¡formando un grupo total de 47 bikers!!!...
 El gran poder de convocatoria de Internet se puso claramente de manifiesto puesto que sólo una quinta parte de los asistentes eran amigos o conocidos míos mientras que el resto era gente a la que no conocía de antes. Pero no sólo eso, sino que a lo largo de toda la fase previa llegaron a formar parte del grupo de Sol hasta un total de 84 personas que estuvieron inscritas en algún que otro momento, sólo que al final no pudieron venir todos debido a muchos y diferentes motivos. En cualquier caso, se demostró el gran éxito de Internet para convocar a los bikers, y he incluido junto a las fotos los dorsales de los 84 que estuvieron implicados, vinieran o no finalmente a la kedada, ya que todos tuvieron en algún momento la intención de ir y compartir con los demás el espíritu del Proyecto Red MTB.
 El domingo 30, gran día de la kedada, pese a haber dormido sólo un par de horas, aparecí en Sol a eso de las 8 de la mañana totalmente despejado y con una gran sonrisa de oreja a oreja... jejeje... Allí había ya unos cuantos bikers listos y preparados, algunos incluso llevaban ya varios kilómetros pedaleando porque sus rutas habían empezado en otros puntos para luego unirse al grupo de Sol y hacer el resto de la ruta con nosotros.
 La salida no sería hasta las 09:00, pero intentando ir siempre un paso más allá, habíamos convocado un poco antes a todo aquel que quisiera aprovechar para desayunar tranquilamente con nosotros y así irnos conociendo un poco más, y también para ir empezando a saborear poco a poco el gran espíritu del proyecto y no sólo el de los deliciosos croissants a la plancha que nos desayunamos algunos en el Bar Casa Carmen a esas intempestivas horas dominicales... jejeje...
 Tras el desayuno y las primeras y amplias risas de la jornada, rápidamente nos dispusimos a repartir los dorsales que habíamos preparado totalmente personificados para cada uno de los asistentes... jejeje... Intentando cuidar una vez más hasta el más mínimo detalle, hicimos los dorsales incluyendo el nombre y “nick” (apodo usado habitualmente en los foros ciclistas de Internet) que cada uno quisiera que apareciese en su dorsal, así como el logo de su club o grupo habitual de salidas... vamos, ¡dorsal a la carta!!!... jejeje...
 Por supuesto, todos nuestros dorsales indicaban que formábamos parte del Proyecto Red MTB, que nuestra ruta era desde la Puerta del Sol y que la distancia a recorrer era de 58 Km. Así, los dorsales bien visibles en la parte frontal de nuestras bicicletas, sirvieron para identificarnos entre nosotros mismos gracias a los nombres y “nicks”, y con el resto del bikers con los que nos juntamos en Rivas y en distintos puntos de la ruta gracias a la indicación de nuestro lugar de origen en Sol... jejeje... Del mismo modo, nosotros íbamos identificando a los demás bikers con los que nos juntábamos ya que la mayoría llevaban sus propios dorsales indicando datos más o menos similares.
 Desde aquí quiero dar GRACIAS ESPECIALES a mi amigo Alfonso Rico “HADROCK” (que por otro compromiso finalmente no pudo venir), ya que por segundo año diseñó los dorsales y preparó todos y cada uno de ellos hasta la noche del viernes previo. Y también a Juan “El_Fray” que imprimió y plastificó los 50 primeros que hicimos ahorrándome así un buen “pico” de dinero y tiempo... jejeje...
 A cada biker le fuimos entregando su dorsal personificado, en color, perfectamente plastificado y con tres agujeros incluidos y las tres bridas necesarias para sujetarlo sin problemas en la parte frontal de la bici... jejeje... También llevamos preparados varios dorsales con el nombre “en blanco” para la gente que se apuntase a última hora. Al final fueron unos cuantos, pero ninguno se quedó sin su dorsal y todos lo pudieron personificar “a mano” con los rotuladores especiales que habíamos llevado para la ocasión... jejeje...
 Tras el reparto de dorsales y con éstos ya bien colocados en las bicis, a las 08:45 y según el horario previsto tocamos corneta para ir todo el grupo a hacernos la foto de rigor, y también ya clásica, junto al emblemático monumento del Oso y el Madroño, foto de lo más representativa y que sin duda no podía faltar como santo y seña del ya “clásico” Grupo de Sol... jejeje... Eso sí, ¡no veáis como flipaba la gente que había a esas horas por Sol con tan numeroso grupo de bikers allí reunido!!!... jejeje...
 Y a las 9 en punto, como estaba previsto, comenzamos a rodar por las aún dormidas calles madrileñas con rumbo a Rivas-Vaciamadrid. A esas horas da gusto poder rodar tan tranquilos por la ciudad sin tener que estar más pendientes del tráfico que de las maravillas que nos rodean y que la mayoría de los bikers no solemos contemplar sobre nuestras monturas ya que habitualmente salimos a montar por los caminos de la sierra y de los montes. Pudimos disfrutar así de lugares tan emblemáticos como la calle Alcalá, la Plaza y Fuente de la Cibeles, el Edificio de Correos, el Paseo del Prado, la Plaza y Fuente de Neptuno, el Museo del Prado, el Jardín Vertical o la Estación de Delicias.
 Cruzamos el Río Manzanares por el Puente de Legazpi y enseguida entramos en el Parque Lineal del Manzanares por el que abandonaríamos la ciudad sin apenas darnos cuenta. Pero antes, subimos al estupendo Mirador Cabeza de Ariadna que preside dicho parque y en el que la gran escultura en forma de cabeza de esta diosa posó junto a nosotros en la segunda gran foto de grupo que nos hicimos en el día, grupo que ahora ya estaba compuesto por 46 miembros al incluirse los otros 4 nuevos integrantes que habíamos ido recogiendo por el camino... jejeje...
 Desde allí disfrutamos también de unas buenas vistas del propio parque y, sobre todo, de una buena parte de la capital madrileña, lo que tampoco es muy habitual de ver. Pero sin duda, otro de los grandes atractivos de este mirador fue bajar por sus divertidísimas y perfectamente asequibles escaleras de madera... jejeje...
 Poco a poco fuimos recorriendo el moderno Parque Lineal del Manzanares cuyo alargado trazado va siguiendo el curso natural del río con éste como principal protagonista. Cruzamos sobre sus aguas varias veces y pasamos también junto al modernísimo complejo deportivo y multifuncional de la “Caja Mágica” y poco después llegamos al final del parque abandonando éste por un pequeño y estrecho sendero que nos dejó ya en mitad del campo dejando atrás la ciudad casi sin habernos dado ni cuenta... jejeje...
 Dicho sendero acababa en una ancha tubería a la que subimos para poder cruzar el Manzanares por última vez a través de un estrecho puente en dirección hacia nuestro siguiente destino: el Cerro de Los Ángeles. Para el que no lo sepa, tomando dicha tubería en sentido contrario (se puede pasar pedaleando por encima de ella) se sale al camino que va directo a Rivas-Vaciamadrid, y aunque sin duda muchos otros bikers asistentes a la kedada fueron por allí, nosotros habíamos decidido alargar el trayecto por otros lugares para hacer la ruta más divertida, entretenida e interesante... jejeje...
 Tras cruzar el puente, enseguida tomamos un pequeño tramo del carril bici hacia Perales del Río, pero lo dejamos también enseguida para dirigirnos ya por caminos de tierra hacia el Cerro de Los Ángeles cuya impresionante silueta veíamos ya a lo lejos llamando poderosamente la atención gracias al enorme pinar que puebla sus laderas y a las emblemáticas construcciones de su cima: la Ermita de Nuestra Señora de Los Ángeles (siglo XVII) y el Monumento al Sagrado Corazón con su enorme Cristo de piedra de casi 12 metros de altura.
 Llegamos a la parte baja del cerro y entramos en el enorme pinar cuyos pinos carrascos han repoblado perfectamente las laderas de esta pequeña montaña situada en Getafe y cuya principal fama reside en que tradicionalmente (ya desde tiempos de los árabes) se la ha considerado como el centro geográfico de la Península Ibérica, algo difícil de definir debido a que no hay un consenso científico válido para determinar con exactitud dicha afirmación, pero que en cualquier caso siempre nos servirá para hacernos una idea aproximada de dónde se encuentra... jejeje...
 El calor de mayo ya empezaba a hacerse notar pese a la temprana hora en la que nos encontrábamos aún, por lo que fue muy agradable pedalear por el fresco pinar. Recorrimos una parte por un camino ancho pero pronto nos desviamos por un bonito y divertido senderito de los muchos que hay en el lugar.
 La idea prevista era subir hasta la cima del cerro por uno de estos divertidísimos senderos, concretamente por uno que tenía en su inicio cierta inclinación más bien durilla y algo técnica y que luego iba bordeando la valla superior del cerro por su parte externa por un tramo corto pero espectacular y con muy buenas vistas. Pero una vez allí, y viendo el gran número de bikers que nos habíamos juntado, creo que decidimos muy acertadamente variar mínimamente el recorrido siguiendo por el pinar y subiendo el corto tramo final por la carretera para evitar retrasar la ruta ya que en el estrecho y complicado sendero seguramente se habría formado un gran atasco sin que además hubiéramos podido disfrutar del mismo como se merecía... ¡Si alguien tiene el track original de la ruta que no dude en probarlo cuando pueda ya que ese senderito merece realmente la pena!!!... jejeje...
 Finalmente coronamos por la carretera la cima del Cerro de Los Ángeles y nos dirigimos al centro del mismo, a la gran explanada (conocida como “la Lonja de las Peregrinaciones”) para disfrutar en primera línea con la grandeza del ya mencionado Cristo de piedra de 11’5 metros de altura (37’5 si contamos los 26 metros del pedestal) y el resto del fantástico Monumento al Sagrado Corazón bajo el cual se construyó una impresionante cripta, la Basílica del Sagrado Corazón, que sin duda os recomiendo visitar para que quedéis impresionados con su tamaño y grandeza... jejeje...
 Pero no era ésta la única buena y grata sorpresa que nos esperaba en lo alto del cerro... ¡Allí nos encontramos con el también numeroso grupo del Club MTB Leganés con nuestro amigo Jfdelafuente (uno de los 2 padres del Proyecto Red MTB) a la cabeza!!!... Y lo mejor aún... ¡venían con la idea de compartir el resto de la ruta hasta Rivas-Vaciamadrid con nosotros!!!... ¡Os aseguro que eso ni estaba preparado y ni lo habíamos hablado siquiera!!!... jejeje...
 Rápidamente, con la majestuosa mole del Monumento al Sagrado Corazón como fondo, nos mezclamos con nuestros amigos y colegas del Grupo MTB Leganés (que habían salido desde dicha localidad) para hacernos la tercera foto de grupo del día juntándonos aquí 81 bikers en total, 46 del Grupo de Sol y 35 del Grupo MTB Leganés (siendo al menos 25 de ellos o, incluso algunos más, socios de dicho club que, dicho sea de paso, pese a ser de muy reciente creación cuenta ya con gran cantidad de socios).
 Y no os perdáis la foto que hice del “abrazo” entre Marcos (Grupo Sol) y Ruteriño (Grupo MTB Leganés) al encontrarse... para mí esa fotaza sí que recoge el auténtico espíritu del Proyecto Red MTB y más aún, de este mundillo MTB que tanto nos gusta y fascina a todos... jejeje...
 Tras la foto de grupo seguimos dando pedales, aunque lamentablemente allí nos abandonaron 2 de los integrantes del grupo de Sol debido a que una de nuestras compañeras, todavía no muy habituada a dar pedales, había hecho un grandísimo esfuerzo acompañándonos al menos hasta el Cerro de Los Ángeles como una campeona, pues sin duda, aunque fuera a su nivel, os aseguro que se lo curró de verdad y al menos durante ese tramo pudimos compartir y disfrutar con ella el auténtico espíritu del Proyecto por las enormes ganas y el gran entusiasmo que le puso para participar en él... ¡Enhorabuena, compañera, fue un placer pedalear contigo!!!...
 Antes de abandonar lo alto del cerro, nos acercamos hasta la otra punta del mismo dando un pequeñísimo rodeo para poder ver las otras joyas que allí hay: El Seminario Diocesano Nuestra Señora de Los Apóstoles (de 1.991, lugar donde se forman los sacerdotes getafenses), el Convento de las Carmelitas Descalzas (que fundó en 1.923 la carismática Hermana Maravillas), la Ermita de Nuestra Señora de Los Ángeles (de finales del siglo XVII, que alberga a la virgen “Nuestra Señora de Los Ángeles”, patrona de Getafe, y que está situada en la parte más alta del cerro junto al correspondiente vértice geodésico) y los restos del Antiguo Monumento al Sagrado Corazón (de 1.919, que fue destruido durante la Guerra Civil).
 Como curiosidad os diré que el nuevo monumento, que se inauguró en 1.965, comenzó a construirse en 1.944 como réplica del anterior, aunque el original era ligeramente más pequeño (el Cristo medía 9 metros y el pedestal 19, siendo todo el conjunto de 28 en lugar de los 37’5 del actual).
 Desde lo alto del Cerro de Los Ángeles iniciamos una rápida bajada por un corto y divertido senderito para terminar ciclando tranquilamente por el resto del fabuloso y agradable pinar antes de lanzarnos de nuevo al sol de mayo y los resecos caminos del sur que nos llevaron en un santiamén hasta enlazar con el Carril-bici que va de Perales del Río a San Martín de la Vega.
 En este cruce nos abandonó otro compañero del grupo de Sol que tenía otras labores familiares y culinarias que atender, por lo que el grupo mixto en este punto quedó formado por 78 bikers. Lo sé porque nos recontamos con un motivo muy especial: comprobar si habría avituallamiento suficiente para tan inesperada manada de bikers... jejeje...
 Yo había preparado avituallamiento para 70 personas cuando en los días previos a la ruta el grupo de Sol rondaba los 50-60 participantes. Pero claro, ¡no estaba para nada previsto que se nos uniera el numeroso grupo de amigos del MTB Leganés!!!... Lo que sí estaba claro es que había que compartir con ellos nuestro avituallamiento tocásemos a lo que tocásemos, incluso si hubiéramos sido más todavía, eso ya no era espíritu Proyecto Red MTB sino directamente auténtico y genuino espíritu MTB... jejeje...
 Al final, compartir lo de 70 entre 78 tampoco era mal reparto para nada, y más teniendo en cuenta que cada una de las 70 “bolsita-kit” preparadas para el avituallamiento venía con avituallas más que suficientes para una sola persona... jejeje... Además, la ruta se podía hacer perfectamente sin avituallamiento alguno porque para la mayoría era un recorrido moderado o fácil y encima estábamos haciéndola a un ritmo muy tranquilo. Es más, casi todo el mundo llevaba sus propias avituallas tal y como debe hacerse en cualquier ruta, aunque tenga avituallamientos, porque nunca se sabe cuándo vas a necesitar reponer fuerzas.
 Así que, llegados a este punto, anunciamos a todos los presentes que íbamos a ir por el carril-bici hacia San Martín de la Vega en un tramo de ligera subida y que en lo alto, antes de iniciar el descenso, nos esperaba el avituallamiento de jamón ibérico... Los del MTB Leganés ni se lo creían, la mayoría se pensaban que era una de las típicas bromas ciclistas justo antes de atacar una subidita... ¡cómo les cambió la cara más tarde cuando comprobaron que era verdad!!!... jejeje... ¡Incluso muchos de los del grupo de Sol pensaban que era broma pese a estar anunciado bien clarito en la web del ForoMTB!!!...
 Con un gran número de incrédulos culinarios en nuestro enorme y formidable pelotón y rodeados de un espectacular e inmenso mar de flores rojas formado por miles y miles de amapolas de un rojo intenso, iniciamos nuestra andanza por el cómodo carril-bici el cual, tras una ligera bajada inicial, se fue inclinando poco a poco cada vez más pero sin llegar a ser nada excesivo ni exigente para la gran mayoría de los bikers.
 Aún así, ya empezaba a apretar el calor del mediodía, lo que unido a la ausencia de árboles en la subida y junto al pequeño esfuerzo de dar pedales cuesta arriba hizo que la gente llegase a la cima en los altos de La Marañosa un poco acalorada. Por suerte, allí nos desviamos a un pequeño bosquecito de pinos jóvenes que estaba pegado al carril-bici, en él se agradeció la abundante sombra fresca y la otra gran sorpresa que nos esperaba, lo que momentos antes algunos se creían que era una broma: ¡el avituallamiento!!!... jejeje...
 Allí estaban mis dos grandes y geniales colaboradores: ¡mis padres!!!... jejeje... esperándonos con todo listo y bien preparado para que disfrutásemos lo más cómodamente posible de nuestro apetitoso avituallamiento. Cada una de las 70 “bolsita-kit” que habíamos preparado contenía lo siguiente:
- 1 panecillo brioche de jamón ibérico (de mi cesta de Navidad).
- Medio panecillo brioche de foie-gras.
- Medio panecillo brioche de jamón york y queso.
- 1 dulce de membrillo.
- 1 plátano.
- 2 higos secos.
- 4 dátiles.
- 1 galleta rellena de chocolate.
- Agua (botella de medio litro).
 Pero sin duda, las grandes estrellas del avituallamiento fueron mis padres, que además de su gran ayuda enseguida se ganaron el cariño y la simpatía de la gente. ¡Desde aquí os doy las GRACIAS a todos por la gran cantidad de comentarios y agradecimientos recibidos posteriormente hacia mis padres!!!... Sé que muchos ya se lo dijisteis a ellos allí mismo y en persona, pero al final de esta crónica he incluido muchos otros que fui recopilando en los días posteriores al verlos escritos en distintos sitios, aunque son sólo una mínima parte de los muchos recibidos ya que la inmensa mayoría me llegaron en persona y de viva voz acompañados siempre de una gran sonrisa... ¡gracias de nuevo!!!...
 ¡Pero sobre todo les doy las GRACIAS a ellos, a mis padres, por ayudarme a preparar el avituallamiento y por tenerlo todo perfectamente preparado para cuando llegamos nosotros!!!... jejeje... El día anterior a la ruta, el sábado, me presenté a eso de las 22:30 en su casa con toda la mercancía y el material necesario para preparar el avituallamiento, y no dudaron ni un segundo en estar conmigo nada más y nada menos que hasta las 05:15 de la mañana preparando las 70 “bolsita-kit”... ¡Al final, tras semejante currada, a mí me dolía más la espalda que el día que acabé “el Soplao”!!!... jejeje... ¡Y también me ayudaron a poner las pegatinas que había hecho con la “nueva fecha” pegándolas en los dorsales para que estuvieran del todo perfectos!!!... ¡Y tras la “desvelada” y el “duro trabajo” de preparación, el domingo a las 11:00 ya estaban en el lugar del avituallamiento como unos campeones, con todo preparado y con una sonrisa de oreja a oreja!!!... ¡GRACIAS, os quiero!!!...
 Si vosotros flipasteis con mis padres también tenéis que saber que ellos fliparon con todos vosotros y con el fantástico ambiente que había. Desde aquí os traslado también sus propios agradecimientos por todos los detalles que tuvisteis con ellos, quedaron realmente encantados. Para ellos fue toda una experiencia, algo inolvidable y muy gratificante que disfrutaron plenamente, tanto en los preparativos como en el rato tan agradable que compartieron con todos nosotros durante el avituallamiento.
Sin duda alguna el momento del avituallamiento fue para todos muy especial, ameno y entretenido. Aunque os aseguro que para mí fue algo más especial todavía... ¡ver a todo el mundo disfrutando del mismo fue algo que no tiene precio!!!... Y he de decir que me pasó igual con todo lo demás, os aseguro que ese día y los previos y posteriores nadie disfrutó como yo... jejeje... ¡Fue un auténtico placer prepararlo y organizarlo todo para luego poder compartirlo tan disfrutonamente con todos  vosotros!!!...
 Volviendo a la ruta, creo que el avituallamiento dio de sobra para todos. Fue una gozada ver a todo el mundo compartiendo amablemente lo que había para que todos tuvieran su parte. Creo que nadie salió de allí con hambre ni con sed pese al pequeño “recorte”... jejeje... También aprovechamos para hacernos allí una nueva foto de grupo, la cuarta ya, para inmortalizar el fantástico “momento picnic en el pinar”... jejeje...
 Finalmente, tras cerca de media hora de avituallamiento y relax, y ajustándonos sin problemas al horario previsto (había que estar en Rivas-Vaciamadrid a una hora concreta para hacer la foto oficial de la kedada), abandonamos el pinar regresando de nuevo al carril-bici en el que ahora tocaba disfrutar gracias a su suave pero prolongada bajada en dirección hacia San Martín de La Vega.
 Al final de la veloz bajada llegamos a una glorieta desde la que pudimos ver parte de las enormes atracciones del famoso y cercano “Parque de la Warner”. Allí abandonamos el carril-bici para desviarnos por un viejo camino vecinal asfaltado que iba recorriendo por la parte de abajo los cada vez más impresionantes y vistosos Cantiles de La Marañosa en dirección hacia la Presa del Rey.
 A medio camino, el viejo y cómodo asfalto desapareció, y a partir de entonces seguimos rodando por pista aunque ésta estaba en buen estado. Al final de la pista llegamos a la Presa del Rey, aunque en esta ocasión y para no perder mucho tiempo no estaba previsto acercarnos a verla más de cerca como hacemos habitualmente. Esta vez cogimos directamente el estrecho sendero que sigue recto bajo los Cantiles de La Marañosa en dirección a Rivas.
 A los pocos metros de iniciar el sendero nos encontramos con el gran “Caos de Piedras” formado por un gran derrumbe que se produjo no hace muchos años y que corta el sendero bruscamente. Afortunadamente, el lugar es frecuentemente transitado y hay un nuevo y claro sendero que atraviesa el caos subiendo primero un poco por la ladera para luego bajar por entre los enormes bloques de roca, aunque todo este pequeño tramo hay que hacerlo empujando la bici o incluso con ella al hombro.
 Normalmente, se suele formar un gran tapón cuando un grupo tan numeroso de bikers pretende pasar por el estrecho paso del “Caos de Piedras”. Afortunadamente, en esta ocasión nuestro pelotón se había estirado muchísimo en los kilómetros previos y el paso fue mucho más gradual y rápido.
 Cuando se va en pequeños grupos, este lugar es ideal para pararse a descansar un buen rato sobre las rocas más próximas al río, el cual queda muchos metros más abajo a nuestros pies casi en una caída vertical. Desde allí, y con los espectaculares Cortados de La Marañosa a nuestras espaldas, podemos contemplar tranquilamente la Presa del Rey y el cercano paraje conocido como “La Junta de Los Ríos”, punto claramente visible (incluso desde el propio sendero) en el que vemos cómo desemboca el río Manzanares (izquierda) en el Jarama (derecha). Y también podremos disfrutar con calma de la gran cantidad de aves que merodean por la zona del río y las lagunas cercanas.
 Dejamos atrás tan idílico lugar y continuamos ahora por un ancho camino nuevamente rodeados de una inmensa marea de preciosas y vistosísimas amapolas rojas. Poco a poco fuimos bordeando el lado este de los Cantiles de La Marañosa, cuyos acantilados son los más abruptos y llamativos y los que más se ven cuando uno viaja en coche por la cercana autovía A-3.
 Tras bordearlos completamente y regresar un poco hacia el norte llegamos a un lugar conocido como Casa Eulogio. Pese a que allí hay construida una casa más o menos moderna, ésta nada tiene que ver con el nombre del lugar, puesto que es conocido así desde mucho antes de que la casa estuviera allí. En realidad, es el nombre de gran parte de la amplia vega del Manzanares en esta zona, conocida como Vega de Casa Eulogio o también como Finca Casa Eulogio por los grandes pastizales vallados que hay en dicha vega y en los que se crían reses bravas.
 Desde Casa Eulogio nos separamos ya de los Cantiles de La Marañosa y cruzamos el Río Manzanares. Justo allí, bajo la sombra que unos grandes árboles dan al camino, nos esperaba la Policía Local de Rivas-Vaciamadrid (en bicicleta) y algunos compañeros del Club MTB El Altillo, también de la localidad. y que fueron los grandes colaboradores de esta edición del Proyecto Red MTB recibiendo y organizando la llegada de los distintos grupos de bikers desde todos los puntos posibles y apoyando en todo lo que estuvo en sus manos durante el día de la kedada así como en los días previos. También en Casa Eulogio se nos unió un compañero al Grupo de Sol tal y como habíamos quedado en los días previos, siendo el integrante número 47.
 Así, bien escoltados y acompañados por las autoridades y bikers locales, recorrimos los últimos kilómetros de llegada a Rivas-Vaciamadrid pasando previamente junto al gran edificio circular de Protección Civil (centro de formación) y las instalaciones de la Depuradora Sur Oriental. La policía local, perfectamente coordinada, nos facilitó el acceso a las calles de Rivas cortando incluso el tráfico en los puntos más conflictivos y peligrosos para nosotros, y controlándolo todo para que no hubiera ningún tipo de problema con un grupo tan numeroso como el nuestro.
 La entrada a Rivas-Vaciamadrid la hicimos pasando por el túnel bajo la A-3 que da directamente a la estación de Metro Rivas-Vaciamadrid (la que más tarde usaríamos la mayoría para regresar a Madrid). Y a partir de ese punto nos tocaba subir la última cuestecilla del día por las amplias calles ripenses. La idea era hacerlo por el carril-bici que sube por uno de los lados de la calle, pero la propia policía que nos guiaba nos llevó directamente por la calzada facilitándonos el paso en los cruces y glorietas con lo que consiguieron que el grupo avanzase más rápidamente y sin ningún tipo de problema.
Al llegar arriba de la cuesta giramos a la izquierda para tomar la gran avenida que, con una subida ya mucho más ligera, nos llevaría directamente hasta el Auditorio Miguel Ríos, lugar oficial de la kedada, y que, a modo de curiosidad, os diré que fue construido sobre el vertedero incontrolado más grande de Europa. Igualmente, la policía y los compañeros de Protección Civil nos condujeron eficazmente por la calzada en lugar de por el carril-bici, y poco antes de llegar al auditorio hicimos una última parada para reagrupar y llegar así en un grupo lo más compacto posible al lugar oficial de la kedada.
 Finalmente, llegamos al Auditorio Miguel Ríos a las 13:50, con margen más que de sobra para no perdernos la foto oficial de la kedada prevista para las 14:30. Allí había ya algunos cuantos bikers llegados cada uno desde su propio lugar de salida, y también nos esperaba un pequeño comité de recepción formando por algunos compañeros del Club El Altillo MTB (club colaborador en esta edición) con su presidenta Meme a la cabeza.
 Aún teníamos que esperar 40 minutos para hacernos la foto oficial mientras iban llegando más bikers provenientes de distintos lugares. Algunos aprovecharon para hacer estiramientos y pronto se formó un pequeño y curioso grupo en el que las chicas no tenían rival debido a su gran flexibilidad... jejeje... También el que lo necesitó tuvo allí mismo a su disposición un pequeño taller itinerante de mantenimiento y reparación por gentileza de la tienda Bike Arena. Y algunos aprovechamos también para saludar a la gran cantidad de amigos y conocidos provenientes de otros puntos de salida, amigos que vamos conociendo gracias al mundillo del MTB en sí mismo, a las marchas organizadas, a los foros de internet y a kedadas como la del Proyecto Red MTB... jejeje...
 A partir de las 14:15 la Organización procedió a hacer entrega de una serie de “menciones” o premios conmemorativos correspondientes a la anterior edición del proyecto en Aranjuez 2009. Se encargaron de ello los 2 máximos responsables y padres del proyecto: José Francisco de La Fuente “Jfdelafuente” y Fran Lorente “Rutasporalcazar”, junto con Meme, que como ya hemos dicho era colaboradora especial en esta edición además de perfecta anfitriona ripense.
 El compañero Carlos Galán Díaz y yo mismo fuimos galardonados por ganar conjuntamente el Concurso Fotográfico de la edición anterior, y nos obsequiaron a cada uno con una revisión de bici gratuita y un cheque regalo por valor de 30 euros en la tienda Sanferbike... jejeje... ¡muchas gracias de nuevo!!!...
Pero lo que pasó a continuación sí que me dejó realmente sorprendido aunque muy gratamente... ¡Me dieron una mención o Premio Conmemorativo Especial por mi gran labor de Promoción de la anterior edición del Proyecto Red MTB en Aranjuez 2009!!!... ¡Gracias, gracias, gracias, qué ilusión me hizo!!!... jejeje... ¡Mooola... disfrutas como un enano organizando y promocionando algo que te gusta y que te sale del corazón y encima recibes un premio por ello!!!... jejeje... La mención iba acompañada de un bonito trofeo conmemorativo que guardaré siempre con el máximo orgullo y cariño, ¡gracias!!!...
 También se entregaron algunos premios más a otros compañeros que colaboraron en la edición anterior, así como al “Club Cien Promesas” por su gran labor con los bikers más jóvenes. Se hizo una mención especial de agradecimiento al Club El Altillo MTB y a su presidenta Meme se le entregó un merecido ramo de flores para agradecerles el gran trabajo de colaboración y coordinación realizado en la presente edición del proyecto.
 A continuación, tal y como estaba previsto, a las 14:30 nos juntamos todos los bikers allí presentes (unos 150) para hacernos la gran foto oficial de la kedada del Proyecto Red MTB Rivas-Vaciamadrid 2010. O mejor dicho, las 2 fotos oficiales, ya que al poco de hacernos la primera aparecieron por allí los 3 compañeros que habían venido pedaleando desde Medina del Campo (¡a 220 Km., increíble!!!) y que habían ido a ducharse, por lo que volvimos a hacernos otra foto con ellos aunque algunos bikers que estaban en la primera ya se habían ido.
 Es verdad que este año fuimos menos que en la primera edición debido a diferentes motivos. Pero, como muy bien dice Fran, la cifra es lo de menos y todos los que fuimos lo hicimos con el auténtico espíritu del Proyecto Red MTB... ¡Ese día estábamos allí justo los que queríamos estar allí y no en ninguna otra parte!!!... jejeje... ¡y me consta que todos lo pasamos genial!!!...
He numerado las personas de la foto y me salen justo 144 + los 3 de Medina que faltaban + Fran que la hizo. En total 148 en Rivas, aunque algunos compañeros no llegaron hasta allí  y se quedaron por el camino (5 de los 46 de Sol) o se fueron rápido antes de la foto, o incluso había 4 o 5 más haciendo también la foto junto a Fran., y hasta hubo otro pequeño grupo que llegó cuando ya nos habíamos ido todos... En cualquier caso, ¡no hay duda de que ha sido otro EXITAZO!!!... ¡y ya van 2!!!... ¡y ya estamos deseando que llegue el tercero!!!... jejeje... 
Tras las fotos, igual que habíamos llegado, cada biker o grupo de bikers tenía que regresar a su lugar de origen siguiendo su propio camino. Algunos, la gran mayoría, lo hicieron en Metro, pero otros regresaron dando pedales por donde habían venido o por algún que otro camino de regreso.
 Y también hubo gente que se quedó a comer por Rivas antes de irse. Del Grupo de Sol nos quedamos unos 15 a tomar unas cervecitas y algo de comer en el Bar El Altillo, lugar habitual de salida de nuestros amigos y compañeros del Club El Altillo. Allí nos echamos unas buenas risas y disfrutamos un poco más del espíritu del Proyecto antes de regresar a nuestras casas en el Metro, espíritu que seguimos compartiendo vivamente en los días siguientes a través de los distintas webs y foros de Internet, y que ahora, muchos meses después, espero que volváis a revivir conmigo a través de mis fotos y de esta crónica... jejeje...
¡MUCHÍSIMAS GRACIAS A TODOS los que os apuntasteis a la salida desde Sol por acompañarme en esta aventura tan especial!!!... ¡Pasé un día genial con todos vosotros!!!... ¡Os aseguro que fue un verdadero y grandísimo placer organizarlo todo para que disfrutásemos a tope de este fantástico día de MTB y compañía excepcional!!!... jejeje...
 ¡GRACIAS ESPECIALES también a todos los que colaboraron conmigo de algún otro modo en la Organización!!!... De nuevo a los ya mencionados por el tema de los dorsales: mi amigo Alfonso Rico “HADROCK” y Juan “El_Fray”. Por otro lado, a mis amigos Jerónimo Alemán “Jerobike”, Juan Pedro Barbero “Juanperro” y Marcos Polledo “Markievich”, que durante la ruta y sin que yo se lo pidiese me ayudaron a que todo estuviese más o menos controlado y que nadie se perdiese ni se quedase descolgado... Y también a todos los que antes y durante la ruta se ofrecieron a colaborar conmigo en lo que hiciera falta, que fueron muchos y sé que sin duda habría podido contar con ellos si hubiera sido necesario... jejeje...
 ¡GRACIAS también a todos los que salisteis conmigo desde Sol por compartir tan gustosa y generosamente parte de vuestro avituallamiento con los amigos del Club MTB Leganés con los que pedaleamos desde el Cerro de Los Ángeles hasta Rivas!!!... Por suerte, con las 70 bolsita-kits nos dio de sobra para los 78 o, mejor dicho, para los 80, ya que una había prometido dársela en Rivas a Willy del Altillo (el famoso de las orejitas en el casco) porque no pudo venir con nosotros desde Sol (tuvo que colaborar en Rivas), y al final él y Bienvenido se la zamparon bien a gusto... jejeje... ¡GRACIAS por vuestro gran gesto, que ya sé que no es tan fácil compartir ese jamoncito ibérico rico rico!!!... jajaja... ¡Y GRACIAS también a los amigos de Leganés por pedalear con nosotros, menuda grupeta estupenda que formamos!!!... jejeje...
¡GRACIAS también a todos los miembros del Club MTB el Altillo (de Rivas)!!!, que desde el primer momento colaboraron totalmente con la Organización para coordinar y ayudar en todo lo posible, no sólo el día de la kedada sino en los días y meses previos en los que hicieron un gran trabajo preparando todo lo relativo a la llegada en el punto de kedada, haciendo de contacto con las autoridades locales, la Organización y el resto de bikers o grupo de bikers que necesitasen cualquier tipo de ayuda que tuviese que ver con la llegada a Rivas... ¡Grandísimo trabajo, compañeros ALTILLEROS!!!... ¡Os aseguro que sois uno de los clubes más queridos y respetados dentro del gran pelotón madrileño!!!... ¡Vosotros siempre haciendo amigos y animando todas las marchas y kedadas a las que asistís!!!... jejeje...
 Por último y no menos importante... ¡GRACIAS, GRACIAS, GRACIAS a los organizadores del Proyecto Red MTB por haberse encargado un año más de preparar esta macrokedada de amigos bikers!!!... Los culpables son José Francisco de La Fuente “Jfdelafuente” (con el que además tuvimos la fortuna de compartir ruta desde el Cerro de Los Ángeles) y Fran Lorente “Rutasporalcazar”, dos grandes compañeros y, desde hace ya dos años, buenos amigos míos... ¡Qué grandes sois!!!...


Fotos y videos variados

3 comentarios:

Tinez dijo...

Pues yo salgo de Sol con Dalopo.
Nos veremos?

Manuel (manu manu). dijo...

Es una idea muy original y si no tuviera la salida a Cercedilla con el grupo de Mostoles me apuntaba, pero el año que viene seguro,mola la historia.
Que disfruteis ya veo las fotos.

Nacho dijo...

Murga y yo también saldremos desde Sol así que nos veremos

Publicar un comentario